Que tiemble Bigfoot, llega el Yeti: Skoda podría regresar a Estados Unidos

Queridos americanos, esto es un Skoda.

Quizá algún yankee se acuerde, ya que Skoda se vendió en Estados Unidos de 1940 a 1960, cuando era la marca de coches más conocida de la Checoslovaquia comunista. Después de un tiempo en el olvido incluso en el Viejo Continente, llegó Volkswagen para hacerse con ella y relanzarla. Hoy, es una de las compañías con más éxito del grupo (ha aventajado incluso a Seat, según nuestros amigos de Car and Driver. Ejem), gracias a su gama de modelos: diseños convincentes a los que se les añade la última tecnología. Normalmente, ofrecen lo mismo que los VW, pero por varios cientos o miles de euros menos. En India, tienen tan buena imagen como los alemanes.

Con estas credenciales, es lógico que el fabricante checo sea optimista ante el futuro… hasta el punto de considerar su regreso a Estados Unidos. Así lo dijo el consejero delegado de la empresa, Bernhard Maier, al diario alemán Handelsblatt (palabras que después han sido recogidas por Autoweek): en el transcurso de 2017, “queremos tomar una decisión sobre América del Norte”.

Aún no se sabe qué modelos de Skoda llegarían al mercado estadounidense, pero la marca ya ha registrado en el país los nombres Yeti, Octavia, Superb y vRS (una pista enorme, no me lo niegues). El primero se basa en el archiconocido VW Golf; el Octavia, en el Jetta; el Superb tiene como referencia el Passat, mientras que la denominación vRS se deja para las versiones deportivas. Sabemos que ya conocías estos datos, pero los repasamos para los americanos.

Los motores utilizados por Skoda son prácticamente los mismos que los de Volkswagen. De hecho, se enfrentarán a exámenes similares si la compañía quiere homologarlos al otro lado del Atlántico. Relanzar Skoda en USA sería un esfuerzo titánico; VW tendría que soportar aún mayor presión. Pero quizá el consorcio está viendo la otra cara de la moneda: con una imagen empañada por el escándalo de las emisiones, daría a sus concesionarios estadounidenses una marca más para vender, reseñan en el blog de Car and Driver. Una que, además, cuenta cada vez con más adeptos.

Lecturas recomendadas