Pasar al contenido principal

Renting de coches: ¿mejor que comprar?

Paga una cuota al mes y despreocúpate de todo lo demás.

Cómo comprar coches embargados, los mejores trucos

El renting de coches para particulares es una opción de movilidad perfectamente válida: paga y despreocúpate de todo lo demás. Seguro que más de uno, especialmente tras las clásicas ofertas de bancos y de empresas del sector del renting, se lo ha preguntado: ¿es mejor que comprar un coche nuevo? ¿Cuáles son las ventajas del renting? ¿Vale la pena apostar por ello? Como siempre decimos, depende mucho de las necesidades del comprador y como casi siempre tendrás que hacer números para conocer qué es más interesante para ti.

Te interesa: los 10 coches más fiables

Y es que amigos, no te confundas, aunque pueda parecer algo muy complicado, el renting de coches no es más que un alquiler que incluye el mantenimiento y un seguro a todo riesgo. Esto tiene cosas buenas y cosas malas, como todo en la vida. ¿Lo bueno? Pues la comodidad: es probablemente el método más cómodo de utilizar un vehículo para ir del Punto A al Punto B. Pagas al mes y te despreocupas de absolutamente todo. No importa si sufres una avería fatal. No importa si sufres un accidente, si te roban el coche o si se quema en un incendio. El coche nunca es tuyo, por lo que el riesgo de perder mucho dinero con cualquier tipo de incidente con el vehículo es nulo. Esto, bajo mi punto de vista, es lo más importante del renting de coches.

 

 

Pero hay más ventajas: el mantenimiento está incluido en las cuotas, como por ejemplo los neumáticos. También hay que tener en cuenta que podrás desgravarte parte de los gastos del renting en caso de que lo utilices para tu uso laboral. Es por eso que gran parte de las empresas recurren al renting, todo son ventajas para ellos: gestionar una gran flota de coches propios puede ser un follón considerable tanto logístico como de personal. El renting ofrece un servicio completo en el que no hay que sufrir por nada: si hay una avería, el coche se cambia y punto. 

 

Coches de renting para particulares: ¿es interesante?

Ahora bien, a nivel personal, ¿son interesantes los coches de renting para particulares? Pues como todo en la vida, depende de las necesidades personales y del precio que quieres pagar. Bajo mi punto de vista, aquellos particulares que utilicen el coche como medio de transporte diario, que realicen muchos kilómetros al día y que sea una herramienta de trabajo de la que no pueden prescindir, creo que el renting es una opción interesante. Es más caro, sí, pero te olvidas de problemas y te aseguras no perder dinero extra en caso de averías o cualquier otro incidente.

 

renting leasing diferencias
En este cuadro puedes ver cuáles son las diferencias entre el renting y el leasing.

 

Sin duda, el renting de coches va a más con el paso del tiempo: incluso son muchas las marcas que ofrecen algo parecido al renting, aunque con matices. Es muy probable que en un futuro el alquiler del coche sea el pan nuestro de cada día: utilizaremos los coches solamente cuando los vayamos a necesitar. Los coches autónomos llevarán este concepto a un nuevo nivel. Pero no nos adelantemos. ¿Todo es oro para el renting? Pues no.

Es más caro, sí, pero además también hay restricciones en cuanto al uso del vehículo, como por ejemplo un límite de kilómetros pactado en un primer momento. No es tuyo, por lo que tampoco podrás hacer nada al coche para dejarlo a tu gusto. Cualquiera que utilice el coche como un medio de diversión y de evasión, creo que no disfrutarán con un renting. No obstante, creo que la manera de comprar y de mantener coches va a cambiar mucho en los próximos años y el renting irá adecuando su oferta para que cada día sea más atractiva a nivel económico, acercando esta opción de movilidad a más gente.

 

 

Ahora bien, si estás a punto de comprar un coche y no lo tienes claro, te recomiendo que eches un vistazo a las diferentes compañías de renting para particulares para poder ver precios y hacer tus números: por si las moscas te dejo también los mejores coches nuevos baratos para no pasar vergüenza. Ya te adelanto que será notablemente más caro, pero quizás puedas estar dispuesta a pagar más para minimizar el riesgo de futuros dolores de cabeza derivados de un coche problemático. Tú pagas, tú decides.

Lecturas recomendadas