Pasar al contenido principal

El coche autónomo de Mercedes, preparado: ¡así sustituirán a los humanos!

¿Te gusta conducir? Pues pronto no tendrás por qué hacerlo.

Mercedes IAA y Vision Tokyo

Los tiempos cambian, la evolución es imparable y acelera su paso ante una revolución que todavía muchos ni siquiera tenemos en mente. El coche autónomo de Mercedes no solamente me ha hecho ver un nuevo mundo de tecnología, sino, a modo de revelación, me ha hecho ver un nuevo mundo de movilidad en el que por la carretera no circularán más que electrodomésticos con ruedas dispuestos a llevarte del punto A al punto B sin ningún tipo de alma. O con toda el alma y pasión que puede tener un ordenador.

Te interesa: ¿confiamos en los coches autónomos?

Y es que amigos, vamos hacia un mundo dominado por los ordenadores, la inteligencia artificial y los robots. Suena apocalíptico (aunque para muchos compañeros informáticos sea todo lo contrario, el paraíso) pero es la realidad. Mercedes lo sabe y lleva mucho tiempo trabajando en el coche autónomo. Sin duda, la marca de la estrella ha protagonizado muchas de las revoluciones en el mundo del automóvil, desde el Airbag hasta el ESP. En los coches autónomos, Mercedes también está muy bien colocada para luchar por esta batalla sin cuartel, que llevará al mundo del automóvil a un nuevo nivel.

 

 

Ahora bien: ¿cómo se consigue un coche autónomo total? Antes de seguir, te recomiendo que eches un vistazo a los diferentes niveles de conducción autónoma. ¿Ya lo has hecho? Bien, aquí hablamos de un nivel 5, un nivel completo, un coche completamente autónomo, sin necesidad de volante, ni de pedales: el habitáculo será más parecido al salón de té de tu abuela británica y el volante del futuro será inútil. Pero la clave es: ¿cómo sustituirán a los humanos? ¿Cómo podrá el coche autónomo ver y decidir qué hacer? A continuación te lo explico con todo detalle.

 

Coche autónomo de Mercedes: la vista

 

lujo tecnologia procesador camaras radar lidar autonomos conduccion bosch

 

La vista es clave para conducir. No se puede conducir si no se tiene plena consciencia y pleno detalle en todo lo que nos rodea, en todos los peligros. Mercedes es consciente y ha puesto toda la carne en el asador, junto con su socio tecnológico Bosch, para dotar a su coche autónomo de los mejores ojos posibles. El sistema de visión del coche autónomo de Mercedes está formado por un enjambre de sensores, cámaras y demás dispositivos que voy a pasar a detallar a continuación, al menos los tres que son claves para entender cómo podrá ver el coche autónomo.

 

Cámaras

El coche autónomo contará con cámaras de visión 360º, algo que probablemente no te sorprenda lo más mínimo porque muchos coches nuevos yo lo equipan. No obstante, poco o nada tienen que ver con las cámaras que se utilizan para aparcar y que es de los equipamientos opcionales más interesantes. en este caso hablamos de potentes herramientas capaces de ver todo lo que les rodea y, más importante, un potente software asociado capaz de reconocer y catalogar todos los elementos del entorno. No solo eso: ¡también será capaz de detectar los movimientos, incluso antes de que se produzcan! Podrán detectar cuándo un peatón está pensando en cruzar un paso de cebra solo con los movimientos del cuerpo que realice antes de comenzar la acción. El software delimita en colores los diferentes elementos de la imagen para que el computador los pueda diferenciar mejor y siempre tenga claro dónde está y qué le rodea. No obstante, la cámara es solo un elemento del conjunto de ojos del coche autónomo de Mercedes, hay más elementos que lo terminan de completar.

 

lujo tecnologia procesador camaras radar lidar autonomos conduccion bosch

 

RADAR

El RADAR (Radio detection and ranging) será un elemento clave en el coche autónomo. Hablamos de un elemento parecido al utilizado en los aeropuertos o en el mundo de la industria militar, pero a pequeña escala. Será el elemento que más lejos llegará para medir lo que ocurre a distancias medias y podrá mostrar elementos que la cámara no podrá ver (tampoco los podría ver el ojo humano). Por ejemplo: un peatón está a punto de cruzar la carretera por donde no debe y hay una caravana de coches que nos tapa al sujeto. Aquí el RADAR entra en acción: ese sujeto aparecerá en la imagen compuesta por este elemento. 

 

 

En la práctica, es uno de los sistemas más abstractos a la hora de analizar con los ojos humanos, ya que lo que transmite son una serie de puntos sobre un fondo blanco. Analizarlos y saber lo que son cada cosa es cuestión del software, aunque hay pistas: los elementos que dejan una fina estela a su paso son objetos en movimiento, peatones, ciclistas, animales o cualquier cosa que se mueve. A más larga la estela, más velocidad, además de que mostrará la dirección del movimiento. También permite conocer las medidas de los objetos que tenemos en frente: por ejemplo, un objeto con cuatro o cinco puntos en movimiento, puede ser un coche, mientras que lo mismo, pero con 7 o 8 puntos, seguramente será un autobús o un camión. El RADAR nos permitirá conocer las medidas aproximadas de los vehículos que tenemos delante, algo útil por ejemplo a la hora de adelantar.

 

LIDAR

El LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) es otro de los elementos clave para entender el comportamiento y la visión del coche autónomo de Mercedes. Hablamos de un láser y para que lo pueda entender todo el mundo, debemos pensar en el láser utilizado para medir distancias, muy utilizado en el bricolaje o en la industria. Esto es lo mismo: junta muchos láseres, colócalos uno encima del otro, crea una torre de láser capaz de girar a 10 vueltas por segundo y ponla en lo alto del coche. Este elemento, no hace otra cosa que lanzar rayos de luz hacia el espacio, este haz de luz rebota cuando encuentra una superficie sólida y vuelve al aparato. El sistema se encarga de media la velocidad para conocer la distancia a la que se encuentra. Una vez que se analiza de esta manera todo el entorno, no solamente conocemos la distancia exacta a la que se encuentran todos los elementos de nuestro alrededor, también conocemos su volumen y, con un algoritmo detrás, podemos ofrecer otra potente herramienta de reconocimiento y catalogación de objetos. 

 

Sensor Data Fusion

 

lujo tecnologia procesador camaras radar lidar autonomos conduccion bosch

 

Esto es como todo: el coche autónomo de Mercedes será como un equipo de fútbol. Cada tecnología por separado no es suficiente, pero la unión hace la fuerza. El Sensor Data Fusion es el sistema desarrollado por Mercedes y Bosch para reunir toda esa información y congeniarla en un único punto de información para enviar al cerebro. De esta manera, se crea una información conjunta, tremendamente precisa y más fácil de procesar. El sistema es capaz de priorizar una tecnología sobre otra, creando una línea temporal que no tiene por qué ser siempre continúa. Por ejemplo: la cámara puede estar por delante del radar, si es que este ha tomado una información que es relevante pero que todavía se encuentra a cierta distancia del vehículo. El Sensor Data Fusion es el causante de que el coche pueda ver de una manera muy clara, el que obra el milagro de sustituir el ojo humano.

 

Coche autónomo de Mercedes: la mente

La inteligencia artificial también será clave en el coche autónomo, como en la mayoría de cosas cotidianas que veremos en los próximos años y décadas. Como podrás imaginar, el cerebro del coche autónomo deberá ser un ordenador tremendamente potente. Para que te hagas una idea: solamente la cámara mueve unos 100 GB de datos por cada kilómetro. Imagina todos los sensores y tecnología presente en el coche autónomo. Para poder asegurar una gran calidad y fiabilidad, Mercedes ha llegado un acuerdo con NVIDIA para que les eche un cable con el procesador: la marca americana se encargará de dotar al vehículo autónomo de un procesador de última generación, con plataforma Drive Pegasus. 

 

lujo tecnologia procesador camaras radar lidar autonomos conduccion bosch

 

La función del procesador del coche autónomo no será otra que recabar toda la información disponible de los diferentes sensores y cámaras, analizarla y dar las órdenes al acelerador, frenos y otros elementos técnicos del coche. Como te podrás imaginar, toda esta información deberá ser procesada de manera tremendamente rápida, para que los posibles cambios sean interpretados y corregidos de manera prácticamente instantánea, más rápido de lo que podría hacer el ser humano: hablamos de una velocidad de entre 20 y 500 milisegundos para ver, analizar y decidir qué hacer en cada momento.

 

Coche autónomo de Mercedes: conducir es un juego de niños

Sin duda, lo que menos sorprende a estas alturas es que el coche sea capaz de acelerar, frenar o girar completamente solo: eso es algo que ya hacen los coches de hoy en día. La particularidad del coche autónomo, en esta materia, será que todos los elementos importantes del coche estarán duplicados, para evitar averías que puedan suponer un riesgo para nuestra salud. Si por ejemplo falla el sistema de dirección eléctrica del coche (en la foto), habrá un sistema auxiliar para evitar que nos quedemos sin dirección y que el coche pueda, o bien llegar hasta el taller más cercano si la avería no es grave, o bien parar en una zona segura hasta que llegue la grúa. 

 

lujo tecnologia procesador camaras radar lidar autonomos conduccion bosch

 

Sin duda, el coche autónomo está a la vuelta de la esquina y ya nos podemos ir preparando, porque la revolución será total. Algunos afirman que en 15 años el 99% de los coches nuevos que se vendan contarán con tecnología de conducción autónoma total, otros dicen que en ese mismo periodo de coche no podremos conducir más por nuestras carreteras. No te sé decir con exactitud, pero sí te puedo dar dos titulares claros: la tecnología está prácticamente lista para que el coche autónomo sea una realidad. Y dos: los coches autónomos llegarán, antes o más tarde, pero llegarán y provocarán la mayor revolución en el mundo del automóvil desde su creación. 

Lecturas recomendadas