Pasar al contenido principal

¿Confiamos en los coches autónomos? No. Y no lo decimos nosotros

Hay trabajo por hacer

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Desconfianza en los coches autónomos

Este estudio parece que estaba esperando a salir de la nevera en el momento más oportuno y es que, un estudio revela la confianza en los coches autónomos pocos días después de llegar la nefasta noticia del atropello mortal de un coche autónomo de Uber.

La encuesta (enlace) se realizó a finales del año 2015, por lo que la noticia del fallecimiento del peatón no tiene influencia.

Fue noticia: el primer atropello mortal de un coche autómomo

Este estudio parte de la premisa de la pregunta en modo negativo por lo que puede incidir en la respuesta del participante, sea como fuere, tras encuestar a 1.250 personas por los motivos por los que desconfía de un coche autónomo, la mitad de ellos se justificaron en que "No me sentiría seguro".

Elegir esta respuesta está enlazada con el argumento a la misma "Me gusta tener el control en todo momento".

Bien, analizando estas dos primeras opciones, queda claro que tenemos desconfianza a la gestión autónoma de una máquina, que el hecho de no poder controlar, modificar o impedir una tarea que se lleva de forma autónoma provoca miedo en el ser humano.

Desconfianza en los coches autónomos

La confianza en el coche autónomo.

Ya hay marcas que fijan en un futuro casi inmediato la comercialización del coche autónomo total. Por ejemplo, Vokswagen o BMW afirman que para 2025 tendrán coches nuevos a la venta capaces de ser completamente autosuficiente.

Así es el ID Vizzion: la berlina autónoma de Volkswagen

Es significativo que podamos vernos reflejados en algo menos de un tercio de los encuestados ya que, el 30%, muestran su descontento con esta tecnología que suprime el acto de la conducción humana ya que "Me encanta conducir". 

Pero más relevante es aún algo más de una cuarta parte de los encuestados, admitan desconocer la tecnología que lleva a un vehículo a ser capaz de autoconducirse. Es decir, el grado de tranquilidad, seguridad, confianza, no solo crecería sino que se movería en porcentajes muy altos de seguridad en los coches autónomos si, por aquel año, los usuarios conocieran más sobre este próximo escalón en el sector del automóvil.

Los futuros coches autónomos de BMW

Igualmente, el no conocer en profundidad cómo funciona un vehículo autónomo conlleva al tema de la seguridad informática ya que, estos coches dependen de la conectividad total, y la amenaza de un pirateo o hackeo del vehículo intimida a los encuestados.

Es difícil mejorar respuestas como "Me encanta conducir" ya que, en la otra vertiente, es cuestión de elección personal e, incluso, la aversión que algunas personas toman contra la conducción debido a que es una exigencia de su vida que les conlleva gastar horas de vida en desplazamientos, muchas veces difícil de gestionar como tráfico en horas puntas, atascos, miedos a los accidentes... Apostamos por una mayor implicación de los fabricantes en la educación y potenciación de la confianza en los coches autónomos.

En resumen, tras analizar los datos del estudio de portal de estadísticas Statista, queda patente que, para que el coche autónomo se implante y sea comercializado con éxito, hay que formar al usuario en aspectos claves como la seguridad, tanto propia como ajena, en cuanto al vehículo y sus sistemas de funcionamiento.

 

 

Lecturas recomendadas