Pasar al contenido principal

¿Sabes cuáles son las drogas más consumidas al volante y sus efectos?

Todas ellas tienen unos efectos secundarios tremendos...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Prueba drogas DGT

Dentro de las drogas más consumidas al volante encontramos sustancias de la talla del cannabis, la cocaína y las metaanfetaminas: un resultado aterrador que ha hecho público la Guardia Civil tras el dispositivo especial de vigilancia que llevaron a cabo coincidiendo con la festividad de San Juan.

No te pierdas: ¡Un conductor hace pleno en el test de drogas de la Guardia Civil!

Además de ser sustancias peligrosas, lo más preocupante es que los agentes detectaron que la mitad de los conductores controlados que cometieron una infracción dieron positivo por consumo de drogas. En concreto, se realizaron 74.788 pruebas de alcoholemia, en las que 1.625 conductores dieron positivo (2,1%). 

De ellos, 1.515 fueron detectados en controles preventivos, 67 tras haber cometido una infracción, 37 por haber estado implicado en un accidente y 6 más por presentar síntomas evidentes de ingesta de alcohol. Y por cierto, hablando de alcohol...

 

¿Cuáles son las drogas que se buscan en un control de la Guardia Civil?

 

Hasta 173 conductores superaron la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado y a otros 8 conductores se les han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

 

Drogas más consumidas al volante y sus efectos

Sustancia Positivos Efectos en la conducción
Cannabis 401 Reducción de la percepción, pérdida de reflejos, disminución de la capacidad de tomar decisiones...
Cocaína 219  Exceso de confianza, reducción de la capacidad de valorar riesgos, disminución de la sensación de fatiga
Metaanfetaminas  103 Euforia, excitación, reacciones violentas, retraso del sueño...
Anfetaminas  66 Exceso de confianza, se sienten especialmente capacitados para la conducción, disminución de la sensación de fatiga... 

 

Sin embargo, esto no es solo algo puntual. Durante el pasado mes de junio, la Dirección General de Tráfico realizó también una campaña divulgativa en Twitter en la que informaba de los riesgos de consumir drogas y conducir y de algunos casos puntuales capaces de poner la piel de gallina, como el de una conductora de ambulancia que dio positivo en anfetaminas y marihuana. 

 

 

Que haya el doble de positivos por drogas que por alcohol en las carreteras españolas es algo con lo que pararse a pensar. Nosotros ya dimos nuestra opinión sobre cuál debería ser la tasa máxima permitida de alcohol en sangre, pero parece que todavía queda mucho por andar antes de que la población sea consciente de los peligro que entraña.

Lecturas recomendadas