Pasar al contenido principal

Tesla llama a revisión a 7.000 adaptadores de carga en Estados Unidos

No te calientes...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Tesla llama a revisión a 7.000 adaptadores de carga en Estados Unidos

Si de algo puede presumir Tesla es de estar día sí y día también bajo los focos de la actualidad: bien sea anunciando que en diciembre estará disponible la nueva versión de su Autopilot, la apertura de una nueva Gigafactoría en Europa o presentando una actualización del Model S P100D -que es el coche más rápido en la actualidad- que le hará volar. Ahora ha tocado de nuevo hablar de uno de los fabricantes más revolucionarios de vehículos eléctricos para algo no tan agradable: Tesla llama a revisión a 7.000 adaptadores de carga en Estados Unidos. 

Prueba del Tesla Model S P60D: la puerta de entrada al futuro

Según afirman fuentes de la propia marca, el problema parece estar localizado en algunos tipos de adaptadores puestos en circulación para permitir a los dueños de sus vehículos cargar sus baterías en distintos tipos de enchufes. Según se ha podido comprobar tras el aviso de dos propietarios, algunas unidades han sufrido problemas de sobrecalentamiento que han derivado en una deformación del plástico que compone la estructura del aparato y que podría resultar peligroso para quienes lo manipulen. Como medida preventiva -no se han registrado casos en los que haya resultado herido nadie por el momento- el fabricante ha decidido retirar de su página web los adaptadores afectados y contactar con los posibles usuarios de las variedades afectadas para recuperar los equipos lo antes posible. 

Tesla llama a revisión a 7.000 adaptadores de carga en Estados Unidos

La noticia de que Tesla llama a revisión a 7.000 adaptadores de carga en Estados Unidos es llamativa, aunque ya existen precedentes: hace algunos meses ya tuvieron que realizar una campaña para revisar 2.700 unidades del Model X -aquí tienes nuestra prueba- debido a la existencia de un problema con la tercera fila de asientos que podría plegarse en caso de impacto, con el consecuente riesgo para los ocupantes de dichas plazas. Este fallo fue detectado con tiempo suficiente y según las explicaciones de la empresa dirigida por Elon Musk -quien quiere establecer una civilización en Marte- se debió a un fallo durante el montaje del producto y no a su diseño. 

Parece que el resto de marcas pueden respirar un poco más tranquilas, ya que nadie se salva de las malditas campañas de revisión. ¿De verdad cuesta tanto probar un producto bien a fondo antes de lanzarlo al mercado? Se ahorra mucho dinero dejando que tus usuarios sean tus probadores en el mundo real pero... ¿dónde queda tu imagen? Tesla llama a revisión a 7.000 adaptadores de carga en Estados Unidos. ¿Es ya una más? Pronto lo sabremos, porque llegan a España y a mí me da igual todo: necesito probar un Model S... ¡ya!

Lecturas recomendadas