Pasar al contenido principal

Un Toyota AE86 de hidrógeno y otro eléctrico: la propuesta de Toyota para proteger a los clásicos

Toyota AE86 H2 Concept y BEV Concept

Toyota ha desvelado en el Salón de Tokio dos unidades modificadas del AE86 de los años 80. Una funciona con hidrógeno y la otra es 100% eléctrica.

¿Cómo puedes hacer que un coche clásico sea más respetuoso con el medio ambiente, sin que eso suponga una pérdida total de su identidad? Eso es lo que ha pensado Toyota y, para responder a esta pregunta, ha creado dos modelos que ha desvelado en el Salón de Tokio. Se trata de dos Toyota AE86 modificados para funcionar con hidrógeno y con un motor eléctrico.

Hay varias tecnologías en el aire en el campo del automovilismo sostenible, pero los coches eléctricos y los coches de hidrógeno son los más populares. Es en ellos en los que se ha centrado la marca japonesa a la hora de crear dos restomod a partir de dos unidades -un Sprinter Trueno y un Corolla Levin- de uno de sus coches más emblemáticos: el Toyota AE86.

Toyota AE86 H2 Concept: mismo motor, alimentado por hidrógeno

El primero de ellos, que además es el que mantiene una mayor autenticidad, es el Toyota AE86 H2 Concept. Por fuera parece un Sprinter Trueno normal, como el que te encontrarías de madrugada en un puerto de montaña conducido por un joven repartidor de tofu… Sin embargo, esconde alguna sorpresa.

Bajo su capó se encuentra el habitual motor 4A-GEU de 4 cilindros en línea y 1,6 litros. Sin embargo, cuenta con bujías modificadas y mejores inyectores, así como se ha ajustado para poder funcionar con hidrógeno. ¿Y de dónde proviene? De dos tanques del Toyota Mirai colocados en la trasera.

Toyota AE86 BEV Concept: el hachiroku eléctrico

En esencia, este AE86 de hidrógeno sigue una fórmula similar a la del GR Yaris de hidrógeno que conocimos en 2021. No obstante, la marca asiática ha ofrecido otra posibilidad con el llamado Toyota AE86 BEV Concept

Esta vez basado en un Corolla Levin -sin faros escamoteables-, este modelo ya no cuenta con el motor 4-AGEU original y en su lugar se ha situado un motor eléctrico proveniente de un Toyota Tundra. Asimismo, la energía se almacena en unas baterías cogidas del Toyota Prius, si bien no se han mencionado datos de autonomía o prestaciones.

Te interesa: ¿Por qué es tan popular el AE86?

Lo que sí se ha comentado es que, tanto este AE86 eléctrico como el de hidrógeno, mantienen la caja de cambios manual. En el de combustión, esto no es una sorpresa, pero sí es llamativo en el Levin. No obstante, no es algo novedoso, ya que Lexus anunció que su próximo superdeportivo eléctrico podría contar con un cambio manual.

Ambos coches cuentan con asientos usados restaurados y almohadillas de los cinturones hechas con materiales reciclados.

En definitiva, se trata de mantener esa esencia y ese disfrute de la conducción, de manera que se ha pensado en todo. De hecho, Toyota afirma que en ambos coches han mantenido el reparto de pesos y la ligereza de los originales en la mayor medida posible, aunque es evidente que hablamos de coches más pesados. ¿Cuánto más pesados? No se sabe por ahora.

De la misma forma, tampoco se conoce si será posible realizar esta conversión a hidrógeno o coche eléctrico para cualquier dueño de un Toyota AE86, o si se plantea algún tipo de comercialización de estas ideas. Sin embargo, se dice que se está estudiando, así que estos proyectos podrían tener futuro…

Toyota

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches