Pasar al contenido principal

Toyota AE86: ¿por qué es tan popular?

Toyota AE86 Levin Hatchback y Trueno Sedan
Sergio Ríos
-

Sergio Ríos

Esto es lo que ha definido a este icono japonés

Ahora que Toyota está a punto de traer su nuevo GR86 a España, es probable que hayas oído hablar del AE86. Sin duda, es uno de los coches japoneses más populares, pero es posible que te estés preguntando por qué es un coche tan popular. Al fin y al cabo, hubo generaciones como el AE92 que le sucedieron. Sin embargo, este en concreto es especial.

Realmente, el Toyota AE86 era una versión deportiva del Corolla. Se ofrecía con carrocerías hatchback (3 puertas) y sedán (2 puertas), y cada una de ellas podía adquirirse en la configuración ‘Levin’ o ‘Trueno’. A priori eran similares, pero tenían claras diferencias entre sí.

El principal rasgo que definía a estas variantes era el frontal. En el Trueno se hacía uso de una delantera más afilada y de faros escamoteables, mientras que en el Levin no se utilizaban estos grupos ópticos y la estética del frontal era más convencional. También había cambios en los pilotos traseros, pero eran sutiles.

Este modelo fue la oferta de Toyota en los años 80 en el campo de los deportivos asequibles, cada vez más demandados por los jóvenes. Junto a él también se vendió en aquellos años el AE85, eso sí. Era un coche estéticamente muy similar, pero su mecánica era menos potente y su aspecto era menos agresivo. En definitiva, estaba más enfocado en la economía que en la deportividad.

En cualquier caso, es el AE86 el que nos ocupa hoy. Al ser lanzado al mercado en 1983, no pasó desapercibido en el mercado nipón, ya que se trataba de un coche relativamente barato que era capaz de ofrecer unas buenas prestaciones. Una de sus claves era su motor, el 4A-GEU, un bloque de 4 cilindros en línea de 1,6 litros que ofrecía 130 CV.

Motor 4A-GEU del Toyota AE86
Motor 4A-GE en un Toyota Corolla Levin
Sergio Ríos
-

Sergio Ríos

Esto puede no sonar demasiado sorprendente ahora, pero en los años 80 era una buena cifra de potencia. Además, una peculiaridad de este motor era, más allá de su sonido inconfundible, la posibilidad de estirarlo hasta las 8.000 rpm si era necesario. Eso sí, también había multitud de opciones para modificarlo y maximizar sus capacidades. 

De serie, con este motor el AE86 era capaz de alcanzar los 100 km/h en apenas 9 segundos y su velocidad máxima se acercaba a los 200 km/h. Además, a este bloque se le sumaba la variable del bajo peso del coche -1.200 kg en la versión sedán y 1.215 kg en el hatchback- y la tracción trasera. 

Tsuchiya, el drift y el Touge

Esto último fue lo más decisivo en su popularidad, ya que le ayudó a convertirse en una leyenda del drift. Realmente, era el coche adecuado en el momento preciso. Este estilo de conducción se estaba popularizando en aquellos años en Japón, especialmente en las carreras que se celebraban en los puertos de montaña o Touge.

Por esta razón, este modelo se fue haciendo cada vez más popular en aquellos ambientes y una de las personalidades que más ayudó a ello fue el piloto Keiichi Tsuchiya, quien competía en los puertos de montaña en ese momento. 

¿Por qué el motor 2JZ de Toyota es tan especial?

El llamado ‘Drift King’ se servía de un AE86 y de la técnica del drift para enfrentarse a distintos oponentes. Además, también condujo algunos en circuitos en determinadas categorías profesionales e incluso sigue siendo el propietario de uno en la actualidad. Se trata de un ejemplar preparado por TRD que obtuvo en los 90 y que ha estado modificando desde entonces.

Según el propio piloto, al hacerse con un Trueno entonces, podía defender la reputación de este modelo, que ya no era la misma tras la llegada de otros deportivos japoneses más modernos y potentes. De hecho, se ha enfrentado con él a coches de todo tipo en la saga de DVD Best Motoring.

VIDEO

《ENG-Sub》峠スペシャルバトル WRCスイフト襲来!!. Part 2【Best MOTORing】2006

¿Alguien quiere tofu?

Sin duda, esto le dio una importante fama a este Toyota, pero también tuvo que ver otro factor en ello. En 1995, Shuichi Shigeno creó el manga Initial D -también en formato anime desde 1998-, en el que este coche se convirtió en el elemento estrella.

Te interesa: Toyota anuncia el GR86 en Initial D

En esta obra, el protagonista -Takumi Fujiwara- es un joven que ayuda a repartir el tofu de la tienda de su padre a bordo de un Sprinter Trueno AE86 por un puerto de montaña, pero que se termina involucrando en el mundo de las carreras. En resumen, es una historia en algunos puntos similar a la de Tsuchiya -que colaboró como asesor- y que ha atraído a multitud de fans.

Con esto y la presencia de este modelo en distintos videojuegos desde la década del 2000, el AE86 se ha convertido en un icono más del universo JDM, al igual que el Toyota Supra o el Nissan Skyline GT-R. Eso sí, al igual que sucede con ellos, hay que comprender su historia para entender esta fama.

Interior del Toyota AE86
Sergio Ríos
-

Sergio Ríos

Sí, una parte de su popularidad está motivada por su presencia en el manga y anime, y también hay quien sobrevalora sus cualidades, pero no todo se reduce a eso. Este coche no es capaz de vencer a cualquier modelo del mercado y posteriormente han llegado otros mejores, pero realizó una labor importante cuando se lanzó.

El Toyota AE86 les dio a los jóvenes japoneses la oportunidad de tener un coche deportivo, fácil de modificar y por un precio razonable. Además, ayudó a desarrollar un estilo de conducción que hoy en día se ha profesionalizado y se practica en todo el mundo. Más allá del mito, este modelo trajo consigo algunos cambios en la historia automovilística de Japón y merece ser valorado por ello.

Toyota

Modelos populares

Ver todos los modelos

Etiquetas:

Motor Coches japoneses

Y además

Buscador de coches