Vídeo: ¿puede un cámara acelerar más que un Lamborghini Aventador?

Un Lamborghini Aventador SV corre mucho. Será mejor que te apartes.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

No te pierdas: La historia de los Lamborghini descapotables

En la vida -y también al volante- hay momentos en los que perder un tiempo precioso en dudar puede traer consigo muchos años de arrepentimiento. Si no me crees, pregunta al protagonista de este vídeo que te traigo hoy: un cámara que trata de retar a un Lamborghini Aventador a una carrera de aceleración... con mal resultado. 

La escena tuvo lugar en una drag race en la que tomaban la salida dos auténticos monstruos del asfalto: un Lamborghini Aventador SV Roadster -equipado con un sonoro escape Akrapovic- y un Corvette C7 -casi nada-. No entiendo qué pudo distraer al despistado operador de cámara de las dos bestias que tenía delante en el momento del inicio de la carrera, pero lo cierto es que el no estar a lo que había que estar sumado a un exceso de arrojo pudieron terminar de un modo catastrófico. 

No te pierdas: Un Aventador SV, una carretera cortada y gas a fondo...

Afortunadamente para la estrella -y casi estrellado- del vídeo de hoy, el conductor del Lamborghini Aventador al que el cámara quería vencer en aceleración fue capaz de controlar los 750 CV del motor V12 de su LP750-4 SV para evitar llevárselo puesto, consiguiendo, además, vencer la carrera. 

Analizando las imágenes con calma, la única explicación posible que encontramos al comportamiento del camarógrafo -una palabra muy chula que se está perdiendo- es que estuviera jugando con la nueva aplicación Pokémon GO en su smartphone, y su criatura favorita se encontrase en ese momento al otro lado de la pista. Desde luego, el tipo casi se hace con todos, pero todos los huesos rotos en el percance... ¡ay!

 

Lecturas recomendadas