Pasar al contenido principal

Honda S2000: un deportivo de récords y contrastes

Honda S2000
Honda S2000.

Un coche que no debe caer en el olvido.

Son muchos los coches icónicos que Honda ha creado a lo largo de las últimas décadas. Algunos tan legendarios como el Honda Civic, y otros que no se ven tan a menudo pero que para los entendidos son verdaderas joyas, como el Honda S2000.

Estos son los 3 mejores motores de Honda de la historia

Este deportivo biplaza se ganó un hueco en el hall de la fama de la automoción por derecho propio, cifras, rendimiento... Y por aparecer en Fast and Furious, claro. Sin embargo, con el paso de los años, parece ir cayendo poco a poco en el olvido, así que venimos a recordar a esta bestia de los coches japoneses.

El Honda S2000 fue un deportivo de récord

BMW E30 con motor de Honda S2000
Motor F20C de Honda S2000 en un BMW E30 de circuito.

El Honda S2000 vio la luz en 1999, y se produjo hasta 2009 con una carrocería descapotable de dos puertas que llegó a incorporar techo desmontable y retráctil de tela. Sin embargo, es en su interior donde despuntó este (casi) coche clásico.

Bajó el capó equipó un motor F20C de 4 cilindros en línea DOHC (con doble árbol de levas en cabeza) y el sistema VTEC de sincronización variable de válvulas. El bloque produjo 250 CV a 8.600 rpm en el mercado japonés para sus 2,0 litros de cubicaje.

Además, en Estados Unidos, apareció la variante F22C1 con un aumento de tamaño hasta los 2,2 litros, pero con un corte de inyección reducido. Aunque su potencia en caballos no aumentó, sí lo hizo el par, hasta los 220 Nm desde los 208 Nm originales. Y no solo eso: su relación de compresión de los cilindros era de unos increíbles 11:1.

En total, alcanzó la cifra de 120 CV por litro de cubicaje, lo que le otorgó durante varios años el récord de potencia por litro en un motor atmosférico, algo que Honda ya hizo con los bloques 1.8 del Integra Type R y el Honda Civic Type R EK9 con su motor B16B de 1,6 litros.

Tecnología punta y derivada directamente del Honda NSX

Honda NSX
Honda NSX de primera generación.

No, este coche no fue conducido en mocasines por el campeón de Fórmula 1 (y leyenda) Ayrton Senna, pero tiene mucha relación con el Honda NSX.

La suspensión del coche está compuesta por un diseño de doble horquilla con un sistema de barras estabilizadoras muy similar al de su hermano mayor, aunque fabricadas en acero y no en aluminio.

Así es el Kanjozoku: la vertiente más ilegal del JDM y Honda

El diferencial autoblocante (LSD) de aluminio poseía un sistema de detección del par, al igual que el del NSX. En definitiva, muchas sinergias mecánicas entre dos modelos, que llegaron a fabricarse en la misma planta de producción.

Como curiosidad, hay que destacar también que el el Honda S2000 es un coche de motor central, ya que aunque la unidad de potencia se encuentra delante, su posición está retrasada respecto al eje frontal.

Potente, rápido y dinámico

El S2000 es uno de esos últimos deportivos realmente rompedores de las últimas décadas. Un coche que rozaba las 9.000 rpm (algo que parece sacado del mundo de la competición), con un sonido atronador y unas cifras realmente buenas.

Este deportivo podía hacer el 0 a 100 km/h en solo 6,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 241 km/h. Nada mal para un coche con su potencia y solo 1.260 kg de peso (gracias, entre otras cosas, a piezas de aluminio como el capó).

En la actualidad, los Honda S2000 de segunda mano rondan los 25.000 euros y ofrecen fantásticas opciones de preparación, como un amplio mercado de piezas en fibra de carbono (como los cotizados hard-top), sistemas de potenciación y componentes estéticos.

Sin duda, ya es todo un clásico. Pero aún tienen margen para revalorizarse, y posee mucho potencial a nivel de diseño en el futuro. Así que echa un vistazo por ahí si te sobra dinero en la cuenta bancaria, porque es toda una inversión... Para disfrutar en el presente y poder recuperar en el futuro.

Honda

Modelos populares

Ver todos los modelos

Y además

Buscador de coches