Pasar al contenido principal

El Mercedes EQC 400 4MATIC: el primer SUV eléctrico de Mercedes

El Mercedes EQC es el primer modelo de la gama de coches eléctricos de Daimler, llegarán 9 más hasta 2022.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Actualizado
nuevo Mercedes EQC en movimiento

El Mercedes EQC marca un antes y un después en la historia de la marca que fabricó el primer coche hace 130 años. Aunque Mercedes ha construido y vendido varios modelos 100% eléctricos en los últimos 11 años, como el Smart EV o el Mercedes SLS AMG Electric Drive, esto es algo completamente distinto porque con EQ se inaugura una nueva dinastía dedicada a los coches a pilas. 

Quizá, de momento, hablar de marca de coches eléctricos EQ sea complejo en un grupo en el que, por ejemplo, AMG ha empezado a tener una entidad diferenciada más bien recientemente. Es más, durante la presentación internacional del Mercedes EQC, han sido varios los expertos de Mercedes que han reconocido que no están al 100% seguros de que el futuro pase tanto por la electromovilidad como afirman desde otras marcas. 

Por eso, Daimler apuesta por un EQC más integrado dentro de la filosofía y gama de Mercedes de lo esperado que, además, se va a fabricar en la misma línea de producción de Bremen de la que salen otros modelos con motor de combustión como el Mercedes SL y SLS o el Mercedes Clase C. 

 mercedes EQC

Además de la fuerte inversión que se ha requerido para adaptar la planta, unos 500 millones de euros, el hecho de poder montar en la misma línea coches eléctricos y de combustión representa todo un hito en la historia industrial del automóvil. Sin embargo, da una muestra de lo conservador de la apuesta de Mercedes con el EQC

El diseño del Mercedes EQC es, sin duda, menos rompedor de lo que cabría haber esperado, sobre todo tras ver el prototipo. De él solo conserva algunas partes del frontal, donde el logo de la marca es una pieza de metacrilato en lugar de la atractiva insignia LED del concepto. En cuanto a su carrocería, las formas son onduladas y muy equilibradas: el primer SUV eléctrico de Mercedes es un coche bonito, eso sí.

Las medidas y prestaciones del Mercedes EQC

Además, es mucho más bajo de lo esperado, estas son las medidas del Mercedes EQC: mide 4.761 mm de largo, 1.884 de ancho y 1.624 mm de alto. Las baterías del EQC -348 módulos de ión litio, repartidos en seis carcasas a lo largo de todo el suelo- le proporcionan una autonomía de 400 km en ciclo WLTP, aunque también elevan el peso del coche a unos brutales 2.425 kg.

Con líquidos y un conductor, en marcha el EQC pasará de los 2.500 kg, a pesar de ello, Mercedes ha logrado que este coche sea capaz de tirar de un remolque de hasta 1.800 kg. Si no quieres arriesgarte a una multa, habrá que echar cuentas antes de engancharlo para ver si puedes hacerlo con el carné que tengas... 

El interior del Mercedes EQC es una mezcla de varios de los últimos modelos de Mercedes: lleva el touch pad y la pantalla del salpicadero del Mercedes Clase A o el volante del Clase S. Los materiales dan gran sensación de calidad, aunque abundan los plásticos quizá más de lo que un cliente habitual de Mercedes esperaría en un coche cuyo precio andará en los 80.000 euros.

El habitáculo del Mercedes EQC no es especialmente espacioso, si delante van sentadas personas altas, los de detrás no podrán ir con las piernas estiradas precisamente. Además, la accesibilidad a las plazas traseras no es buena debido a un escalón exageradamente alto. El consumo de corriente del Mercedes EQC en el ciclo mixto es de 22,2 kWh/100 km.

Mercedes EQC

Mercedes asegura que no habrá versiones diferentes con más batería y autonomías más bajas o altas en el EQC, la garantía de la batería de este coche es de 160.000 km u 8 años. Sobre este componente, que ha sido desarrollado durante cuatro años, se asentará la futura gama de modelos EQ, que tendrá hasta 10 modelos para 2022 y en 2025 copará el 15% de las ventas de Mercedes. 

Como otros coches eléctricos, el EQC de Mercedes tiene las baterías a lo largo de todo el suelo con una capacidad total de 80 Kwh y dos motores, uno en cada eje. Entre ambos, la potencia total es de 300 kW (405 CV) con un par motor máximo de 765 Nm. Esto permite al crossover eléctrico alcanzar los 100 km/h en 5,1 segundos y llegar a 180 km/h de velocidad máxima limitada electrónicamente. 

Esto permite al crossover eléctrico de Mercedes alcanzar los 100 km/h en 5,1 segundos y llegar a 180 km/h de velocidad máxima limitada electrónicamente. Los ingenieros y los técnicos de marketing de Mercedes han tomado una decisión al respecto de todas estos datos en sus prestaciones. El motor del eje delantero está optimizado para ser eficiente y el del eje trasero para aportar deportividad, así, en la mayoría de los escenarios el EQC usará solo el motor de delante. 

Solo cuando se pise a fondo el acelerador o cuando el eje delantero patine, el programa 4MATIC del EQC hará que entre en liza el eje trasero. En todo caso, habrá varios modos de conducción disponibles a través de MBUX, el sistema operativo de Mercedes para el EQC que gestiona numerosas variables de este coche desde el puesto de mando. 

De hecho, el EQC tiene cinco modos de conducción: D AUTO, D+, D, D- y D-- según cuánta energía quiera recuperarse, el máximo es el D--, aunque en D Auto es el coche el que escoge cuál es la mejor configuración e irá a vela todo el tiempo que pueda. Todo esto funciona en combinación con los asistentes electrónicos que siempre optimizan el funcionamiento teniendo en cuenta a los vehículos precedentes, las señales de tráfico, etc. 

Mercedes EQC

De hecho, para eliminar el miedo o la ansiedad a quedarse sin carga, el desarrollo del EQC, Mercedes se ha centrado en interacción con el usuario del coche centrándose de manera especial en que este tenga siempre toda la información para llegar a su destino. De esta manera, la MBUX -experiencia de usuario de Mercedes para este coche- se centra de manera muy fuerte en ofrecer información sobre puntos de recarga, recarga rápida y la gestión de la batería.

A la hora de desarrollar el EQC, Mercedes tuvo muy en cuenta cómo mantener el máximo de energía dentro del vehículo, de hecho, dicen que este coche puede llegar a recuperar hasta el 98% de la energía en la frenada y puede recargarse hasta a 110 kW, que permiten pasar del 10 al 80% de la batería en 40 minutos. El EQC es además fácil de usar y cuenta con un interfaz bastante sencillo, además.

Además, el interfaz del Mercedes EQC es capaz de comprender casi todas las órdenes introducidas en lenguaje natural en 24 idiomas sobre sus parámetros habituales, navegación, etc. Incluso, si un pasajero dice que tiene frío, el coche será capaz de detectar desde qué plaza recibe esa información y ajustará la climatización para esa zona del vehículo. Esta es una tecnología que hasta ahora solo existía en la Clase S. 
 

Lecturas recomendadas