Así es el motor de 410 CV que, sin usar diésel ni gasolina, podría cambiarlo todo

Motor de hidrógeno AVL

Se trata del nuevo propulsor de AVL, que se enfoca a la competición y que funciona con hidrógeno. Eso sí, no se ha optado por un sistema de pila de combustible.

Los motores de hidrógeno son una fórmula que están explorando algunas marcas como alternativa a los eléctricos, aunque todavía es necesario trabajar en esta tecnología. Aun así, ya se están logrando avances y un ejemplo de ello lo muestran firmas como AVL, con un motor de 410 CV de lo más interesante.

El concepto que ha presentado esta compañía es similar al de un propulsor diésel o de gasolina, pero sin usar ninguna de estas opciones. Aquí, el combustible que se quema es el propio hidrógeno, de una forma que se eliminen problemas como la mezcla de combustión pobre y el rendimiento deficiente.

AVL no ha querido crear una mecánica de pila de combustible, sino un motor de combustión más convencional en su concepto. Aun así, para evitar los inconvenientes mencionados, han tenido que pensar en algunas soluciones. Por ejemplo, en un sistema de inyección de agua que la pulveriza en la cámara de combustión para que sea más eficiente.

Con esto, se garantiza que el motor quema todo el combustible y se elimina el encendido prematuro no deseado y la mezcla de combustión pobre. Así, se logra un mejor funcionamiento, lo que se combina con unas prestaciones llamativas para asegurar un comportamiento adecuado en competición, que es el terreno al que se enfoca este motor de hidrógeno.

Cuando se presentó el prototipo, la idea de AVL era lograr una potencia de unos 400 CV, pero ahora se han logrado 410 CV a 3.000 rpm. Por otro lado, el par motor es de 500 Nm a 4.000 rpm, la cifra que tenían planeada cuando estaban desarrollando el proyecto.

AVL motor hidrógeno

De esta forma, está claro que se ha logrado un gran avance, aunque todavía habrá que seguir trabajando. Esto es lo que hará esta mencionada empresa y HUMDA, con la idea de llevar este motor a la competición, al igual que Toyota en la Super Taikyu con su Corolla de hidrógeno. Ahora bien, ¿cuándo llegará ese momento? Lo cierto es que podría estar cerca.

Por el momento, ya se han llevado a cabo distintas simulaciones e incluso pruebas con un motor de hidrógeno físico, así que ahora queda realizar test en el terreno real al que se enfoca. Así, puede que no tardemos mucho en ver el hidrógeno usado en disciplinas deportivas con asiduidad, siempre que se dé con la fórmula correcta para ello.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: coche de hidrógenoMotor