Pasar al contenido principal

Cuatro prisiones convertidas en hoteles: ¿has sido malo?

Cómo decir que vas a pasar una noche en la cárcel sin darle un disgusto a tu madre...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

¿Te atreverías a dormir entre rejas? A ver, igual estoy exagerando pero estas prisiones convertidas en hoteles te permitirán observar la arquitectura de antiguas cárceles de una manera muy sutil.

Apúntate esta: 10 hotelazos de lujo que recordarás toda tu vida 

La mayor parte de estos hoteles ahora son alojamientos de lujo y no, no tendrás que compartir ducha en ellos ni esperar tu turno para salir a tomar el aire, pero hace un tiempo, lo que se vivió entre sus paredes fue algo muy distinto a su cometido actual. Sin embargo, dormir en una prisión-hotel puede ser una aventura muy apetecible, sobre todo si te apetece hacer algo diferente y, en el fondo, algo conservan aún de su anterior función.

Si alguna vez has querido sentir en carnes propias cómo es dormir en la cárcel, tranquilo, no tendrás que cometer un crimen para experimentarlo... El único que se puede sentir atracado es tu bolsillo, pues vaya por delante que dormir aquí no es barato.

The Liberty, Boston (Estados Unidos)

La cárcel de Charles Street se terminó en 1851 y estuvo operativa durante más de 100 años. La estructura de granito, diseñada por Grid James Fox Bryant, es una seña histórica nacional. Puedes leer más información aquí.

Prisiones convertidas en hoteles
The Liberty (Boston, EEUU)

Hotel Katajanokka, Helsinki (Finlandia)

Está a diez minutos en coche del centro de Helsinki y se trata de una estructura de ladrillo rojo (no puedes negar que fue una cárcel) y de estilo gótico que data del año 1837. Fue la prisión local pero ahora... es un lugar excepcional para relajarte. Echa un vistazo a su interior...

Prisiones convertidas en hoteles
Hotel Katajanokka, Helsinki (Finlandia)

Het Arresthius (Países Bajos)

En 2011, el grupo hotelero holandés Van de Valk metió mano a esta antigua prisión y convirtió sus 105 celdas en 40 habitaciones realmente acogedoras. El pasillo no puede ser más auténtico y las puertas tampoco... Aunque bueno, tendrás que echarle imaginación y borrar de tu cabeza todo el lujo que rodea la estancia.

Prisiones convertidas en hoteles

Four Seasons Hotel Istanbul, Sultanahmet (Estambul)

La prisión de Sultanahmet se construyó en el año 1900. Más tarde (mucho más tarde), Four Seasons se hizo cargo de la propiedad en la década de 1990 y puesto que la prisión había cerrado en 1969, decidieron transformarla en lugar donde disfrutar y no cumplir condena. ¡Ojo a la terraza! Que tiene unas vistas impresionantes de Santa Sofía.

Prisiones convertidas en hoteles
Four Seasons Hotel Istanbul, Sultanahmet (Estambul)

Y además