Siempre lo más: nueve récords locos del mundo del motor

Estos hitos han permitido al ser humano ser mejor ante retos monumentales…o simplemente llamar la atención.

Los récords del mundo del motor han logrado a lo largo de la historia mejorar la industria del automóvil, ser cada vez más rápidos, más eficientes, más avanzados, en definitiva. Algunos, como los conseguidos hace décadas por los Abarth Biposto da Record, tenían fines propagandísticos, otros realmente evolucionaron la tecnología llevándola al extremo…otros simplemente tenían ganas de tener su minuto de gloria.

 

El Pit Stop más corto

El equipo Red Bull Racing consiguió el pit stop más corto de la historia con un registro de 1.92 segundos en el Gran Premio de EEUU de 2013, en el circuito de Austin, Texas. Alonso ganó aquella carrera con su Ferrari pero la carrera pasará a la historia por la parada en boxes más rápida de todos los tiempos. Conseguir cambiar las cuatro ruedas de un coche en menos de dos segundos es para quitarle el sombrero. ¡Bravo!


El cortacésped más rápido

En algunos países los cortacésped, en vez de ser herramientas caseras para, cómo no, cortar el césped, son herramientas de velocidad, diversión y adrenalina. Las carreras de cortacésped son un auténtico espectáculo y en la cúspide se encuentra el ‘piloto’ Per-Kristian Lundefaret con su espectacular cortacésped: en un circuito noruego alcanzó los 214,967 km/h. ¡Hay que tenerlos bien puestos!

 

A dos ruedas y a lo loco

El honor de ser el ‘crack’ en circular más distancia a dos ruedas con un coche recala en Michele Pilia, un italiano que en 2009 consiguió circular con su BMW 316i E30, a dos ruedas, durante la brutal cifra de 370 km. Lo consiguió en el estadio de Sant’Elia, en Cagliari, Italia y estoy seguro que tras la hazaña debió terminar con dolor en el cuello y en buena parte de sus músculos.

 

El más rápido marcha atrás

Probablemente jamás te hubieses imaginado que el Nissan Leaf pudiera conseguir algún récord de velocidad, pero te equivocas. En 2012, Terry Grant consiguió el récord de vuelta en la colina de Goodwood…¡marcha atrás! Lo hizo en 1 minuto y 37 segundos y mientras que no haya otro ‘loco’ que quiera volver a intentarlo, este récord permanecerá en su poder: ¿una manera divertida de pasar a la historia del automóvil?

 

El drift más rápido

Recientemente te hablé del Nissan GT-R de drift con el que se consiguió algo loco, algo que no querrás probar en casa: realizar el derrape más rápido del mundo, concretamente, las ruedas traseras empezaron a derrapar y la carrocería se colocó a 45º de la línea recta a….¡304,96 km/h! El piloto japonés Masato Kawabata consiguió temblar los nervios para conseguir una hazaña que podría, perfectamente, haber temiendo con su vida y su Nissan GT-R Nismo de 1.400 CV hecho trizas.

 

El maratón diésel de Mazda

En octubre de 2014, Mazda decidió colocar tres Mazda6 con el motor diésel de 2,2 litros en el circuito de Papenburg. El objetivo era mostrar la fiabilidad y durabilidad de sus motores diésel…y lo consiguieron. Estuvieron conduciendo durante 24 horas a una velocidad media de 220 km/h, un castigo durísimo a la mecánica que demostró la fiabilidad japonesa de la que hace gala la compañía de Hiroshima.

 

La limusina más larga

30 metros de largo, diez toneladas de peso, dos motores V8 y hasta dos conductores se necesitan para poder poner en la carretera este engendro de tropecientas ruedas. La locura del soñador Jay Ohrberg ya ha entrado en la lista de los récords pero a día de hoy todavía no está homologada para poder circular por las carreteras de EEUU: mira que allí gustan los coches grandes y llamativos, pero con este me da que se pasaron de la ralla.

 

Más gente en un coche

Mini afirma que el Cooper es un coche de cuatro plazas, pero un grupo de gimnastas inglesas decidió dejar esta afirmación a la altura del betún: en 2012, un total de 28 gimnastas 'de goma' se metieron en el interior de un Mini. ¿Cómo lo consiguieron? No tengo ni idea. ¿Sobrevivieron? Parece que sí, pero no me preguntes cómo. Años atrás, 27 consiguieron entrar en un Mini clásico, quizás mayor hazaña todavía. 

 

¡Con las dos ruedas traseras!

Mike Kunz tiene un parabrisas delante aunque no lo usa demasiado para ver por donde va, ya que lo que más le gusta es circular únicamente con las dos ruedas traseras en el asfalto. ¡Menudo colgao! Su récord mundial sigue vigente con una distancia recorrida de 763,22 metros. Lo mejor de todo es que tiene un pequeño cristal en los bajos del coche para poder guiar este bólido sin morir en el intento. ¡Gran idea!

Lecturas recomendadas