A subasta el Abarth de los récord: ¡La principessa!

El Abarth 1000 Bialbero Record Car es posiblemente el coche más especial de la marca fundada por Carlo Abarth. Ahora, este pedacito de historia, puede terminar en tu garaje.

También conocido como Abarth Monoposto da Record, este coche es posiblemente uno de los más importantes de la historia de esta marca italiana. Creado como un laboratorio con ruedas o una máquina de marketing, este coche no dejó a nadie indiferente, bien por su diseño o bien por la cantidad de récords que dejó a su paso.

No te lo pierdas: 10 detalles del Abarth 124 Spider que no conoces

Apodado ‘La Principessa’, este Abarth 1000 Bialbero Record Car fue concebido por Carlo Abarth como un coche para conseguir récords. A finales de los años 50 la pasión por la velocidad iba creciendo y conseguir estos hitos eran sinónimo de calidad y de pasión. Abarth utilizó estos récord de velocidad para darse a conocer y con propuestas como este Abarth Monoposto, además de los récord conseguía una imagen de marca muy potente.

El encargado de fabricar esta joya fue Carrozzeria Pininfarina, que creo una carrocería de aluminio realmente alucinante. La aerodinámica era fundamental y consiguió un coeficiente de primera: Cx 0,20. Se utilizó el tunel del viento de la Universidad Politécnica de Turín para ponerlo a punto.

Seguramente estarás imaginando que para conseguir un récord de velocidad harán falta muchos cilindros y mucha potencia. Pues no: el Abarth Monoposto se conformaba con un pequeño motor de cuatro cilindros y 1 litros de cilindrada capaz de desarrollar una potencia redonda: 100 CV. ¿Abuelo del downsizing? Toda esta potencia se envía a las ruedas traseras gracias a una caja de cambios de cuatro velocidades.

Su aspecto es alucinante y cualquier arista en sus 4,56 metros de largo está convenientemente redondeada y lijada. Si bien su diseño es sorprendente, su objetivo era ser el más rápido. ¡Y lo consiguió! Destrozó siete récords mundiales, entre los que destacaron el de viajar durante 10.000 km con una velocidad media de 191 km/h o el de recorrer 72 horas sin parar a una velocidad media de 186,6 km/h.

Más de medio siglo después de su creación, esta joya de la ingeniería italiana y un icono de Abarth puede terminar en tu garaje. ¿Cómo? Así es, la empresa de subastas Gooding & Company lo subastará en Pebble Beach, completamente en su estado original, sin restauraciones de por medio. Algunos ya lo han descrito como: ‘la cápsula del tiempo’.

Si eres un fan de Abarth, de los coches italianos o de los coches con una historia apasionante, te encantará pujar por él. Eso sí, una cosa te digo: lleva un 1.0 de 100 CV, pero su precio no será tan modesto: más de 1.000.000 de euros. Veremos finalmente hasta donde puede llegar.

Lecturas recomendadas