5 momentos inolvidables del GP de Brasil F1, la samba del motor

La cita carioca siempre nos envuelve con su atmósfera mágica

Imagen de perfil de Javier Prieto
2007_Brazilian_GP: Kimi

Nos ha resultado complicado seleccionar solo 5 momentos inolvidables del GP de Brasil F1. Y es que en la tierra de la samba la velocidad es toda una religión, y a pesar del paso de los años, Ayrton Senna da Silva, su dios. Junto al mito carioca, otros grandes del volante han escrito su nombre con letras de oro en una de las citas más vibrantes del calendario. Por cierto, Emerson Fittipaldi (1973 y 1974), José Carlos Pace (1975), Nelson Piquet (1983 y 1986) y Felipe Massa (2006 y 2008) también triunfaron ante sus compatriotas cariocas. Duelos apasionantes, adelantamientos de vértigo, seis títulos allí decididos, incluyendo los dos de Alonso, y algunas anécdotas 'decoran' una cita presente en el Mundial desde hace 44 años.

 

1973: Fittipaldi, estreno soñado

La primera edición del GP de Brasil disputada el 11 de febrero de 1973 en el Circuito de Interlagos se la llevó el piloto local Emerson Fittipaldi (Lotus-Ford), por delante de Jackie Stewart  (Tyrrel-Ford) y Denny Hulme (McLaren-Ford). La afición canarinha se volvió loca con la victoria de su héroe (Emmo), que repitió resultado en el curso siguiente.

 

 

Ya en 1975 su paisano José Carlos Pace firmó el tercer éxito consecutivo de un corredor nacido en el país de la caipiriña. Por cierto, aquel fue el único éxito del malogrado corredor fallecido a los 32 años en un accidente de avión. Ante esa desgracia, se decidió bautizar al autódromo de las afueras de Sao Paulo con su nombre. Sin duda alguna fueron tres temporadas de momentos inolvidables del GP de Brasil F1.

 

 

1991: Triunfo épico de Senna

Pocas veces el triunfo de un piloto se ha vivido con la alegría e intensidad como la que protagonizo Ayrton Senna en el GP de Brasil 1991, disputado el 21 de marzo en Interlagos. El astro carioca, que no había conseguido subirse a lo más alto del podio en sus siete participaciones precedentes en casa, ese día tocó la gloria. Durante las últimas vueltas de la carrera, sufrió un problemas en la caja de cambios que le obligaron a circular en sexta velocidad.

 

 

Exhausto por la tensión y el esfuerzo físico, tuvo que ser ayudado por las asistencias para salir de su Mclaren-Honda. Una vez recuperado, aquello fue el delirio colectivo, con las gradas coreando el nombre de su rey. Dos años más tarde se repitió la escena, con el ídolo nacional dando la vuelta de honor en el primer safety car de la Historia, un Fiat Tempra.

 

 

2007: Raikkonen, victoria y título inesperados

El 21 de octubre de 2007 se vivió en el Autódromo José Pace uno de los desenlaces más inesperados y emocionantes que se recuerdan Categoría Reina. A la cita llegaron Hamilton (107 puntos) y Alonso (104 puntos), como presuntos favoritos al título. Por detrás, Kimi Raikkonen (Ferrari) con 100 guarismos, se convirtió en el protagonista inesperado. Massa (Ferrari), Hamilton (McLaren), Raikkonen y Alonso (McLaren), ocuparon los primeras puestos de la parrilla.

 

 

Todo estaba listo para el combate entre el inglés y el español. Sin embargo, en la salida el asturiano superó al británico, quien cometió un error -salida de pista- que lo mandó a la séptima plaza. El finés ganó la carrera, mientras que Alonso solo pudo ser tercero por detrás del otro Ferrari (Masa) y Hamilton, séptimo. El escandinavo se proclamó campeón del mundo por un solo punto de ventaja, en parte favorecido por la guerra civil de McLaren entre el asturiano y Lewis. Pero ojo,tuvo mucho mérito porque además de sumar más triunfos que nadie (6) en ese certamen, supo esperar su oportunidad. 

 

2008: Massa, Hamilton y el destino

La torcida canarinha tenía listo el champán y la fiesta para celebrar la corona de su paisano Felipe Massa (Ferrari) en 2008. Este  llegaba con 94 puntos, siete menos que su rival por la gloria, Lewis Hamilton (McLaren), y la moral opor las nubes. Sin embargo, el destino a veces caprichoso mostró su cara más cruel con el piloto de Maranello. Cruzó la meta en primer lugar y como el inglés viajaba el sexto era el virtual ganador. Solo faltaban un par de curvas para que el inglés terminara la carrera.

 

 

Sin embargo, la alegría en su box se mutó en consternación. Hamilton había adelantado en la última variante (Junção) al Toyota de Timo Glock y se alzaba con su primer Mundial. Lo que la diosa fortuna le había negado en 2007, se lo entregó en el curso siguiente. Por razones opuestas, el sudamericano y el europeo protagonizaron unos momentos inolvidables del GP de Brasil F1. 

 

2016: Verstappen, bailando sobre la lluvia

En la cita del José Pace 2016, Mad Max Verstappen (Red Bull) no se subió a lo más alto del cajón, ni tan siquiera lo hizo al segundo peldaño. Se tuvo que conformar con el tercer puesto y a pesar de ello, fue el gran protagonista de la carrera. Tras su última parada en boxes salió decimocuarto para remontar ¡11 plazas! en una exhibición alucinante en unas condiciones de pista muuuuy complicadas.

 

 

Firmó un festival de adelantamientos que a algunos (algo exagerados) les recordó a Senna. Al margen de que las comparaciones sean odiosas, es cierto que el 'tulipán negro' demostró en la piscina de Interlagos que en mojado sabe moverse como pez en el agua.

Esperamos que te hayan molado los momentos inolvidables del GP de Brasil F1. Si tú tienes algún otro que sea tu favorito, dínoslo.

Foto portada: Morio vía Wikipedia.

 

Las 5 mejores carreras de la Historia de la F1

Lecturas recomendadas