Vídeo: Los 5 momentos más memorables del GP de Bélgica F1

Vuelve la F1 y en Top Gear lo celebramos con las acciones más recordadas en Las Ardenas.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Como calentamiento de lo que llega este fin de semana, aquí tienes los momentos más memorables del GP de Bélgica F1. Echa también un ojo a los datos más interesantes de la cita valona, vas a ser un experto en el tema.

Alucina con Eau Rouge, la curva más famosa del Mundial

Spa-Francorchamps es un circuito mítico donde se han vivido algunas de las batallas -e incidentes- más impresionantes de la Categoría Reina del automovilismo. Evidentemente, los mítos de la especialidad han brillado al volante de las mejores máquinas en las Ardenas. No te olvides de que allí también han rodado algunos de los monoplazas más sexys y más feos del Gran Circo.

Pues, vamos al lío. Hoy en Top Gear queremos regalarte instantes únicos que no te puedes perder de la prueba cerca de Lieja. Esta es nuestra forma de darle la bienvenida al regreso de la carreras.

 

La salida más accidentada de la historia

Comenzamos con nuestro ranking en Spa 1998. Aquel 30 de agosto se vivió una de las salidas más caóticas y accidentadas de la historia. Las adversas condiciones climatológicas predecían lo que estaba por suceder. Tras el semáforo verde llegó el caos. En pocos metros, y antes de negociar la subida que conduce a Eau Rouge, se produjo una colisión múltiple. Muchos bólidos quedaron fuera de combate formando una montonera en medio de la pista. Ruedas y fragmentos de carrocería volando dibujaban una escena dantesca. 

En Top Gear no queremos equivocarnos, pero te diríamos que es una de las mayores colisiones múltiples de todos los tiempos. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales, aunque sí muchos cabreos en el muro y en los boxes. Por cierto, la carrera fue ganada por Damon Hill, en la que fue su última victoria en la categoría reina y la primera de la escudería Jordan. Los dos gallitos de la temporada, Michael Schumacher y Mika Hakkinen -campeón del mundo en esa temporada- tuvieron que abandonar. Fue sin duda uno de los momentos más memorables del GP de Bélgica F1... y más dramáticos.

 

La famosa bronca de Michael Schumacher con David Coulthard

El GP de Bélgica 1998 da para un monográfico. Dicha edición fue prolija en incidentes y anécdotas. Una de las más recordadas se originó en la vuelta 25 de la prueba. Schumi se disponía a doblar a David Coulthard bajo un diluvio universal. Pero acabó impactando contra la parte trasera del coche del británico. Una de las ruedas del Ferrari saltó por los aires. A pesar de ello, el Káiser llegó a boxes con solo 3 neumáticos.

Se bajó de su bólido rojo hecho una furia y se dirigió al box de McLaren como un toro. Si no le llegan a parar los mecánicos ingleses, le arranca la cabeza al novato David. El alemán perdió los nervios, pero tenía razón. La bajísima velocidad de Coulthard podía haber provocado una desgracia para los pilotos. Afortunadamente, la sangre no llegó al río en ningún sentido. Y todos tan amigos... o casi. Un pardillo que estuvo a punto de liarla. Hoy en día se dedica a organizar fiestas y saraos, y se le da muy bien. No sabemos si fue uno de los momentos más memorables del GP de Bélgica F1, pero seguro que sí de los más macarras y tensos.

 

Una gran batalla entre Raikkonen y Hamilton

Aunque te parezca mentira, hubo un tiempo en el que McLaren y Ferrari se disputaban las victorias. Y eso es lo que pasó en la edición de 2008. Kimi Raikkonen y Lewis Hamilton nos regalaron una batalla en las vueltas finales a la altura de las que se libraron en los bosques de las Ardenas durante la II Guerra Mundial. Los últimos giros de la prueba lo tuvieron todo: emoción, adelantamientos vertiginosos, frenadas al límite, salidas de pista y algún golpe. ¿Quién ganó? Mejor que eches un vistazo a las imágenes y te lo pases pipa con otro de los momentos más memorables del GP de Bélgica F1.

 

Mark exhibe sus 'Webber' en Eau Rouge

Estas ochos letras, Eau Rouge, dan nombre a una de las curvas más delicadas y peligrosas del mundial. Así lo han reconocido muchos pilotos que han asegurado que negociarla a fondo es uno de los mayores retos técnicos. Solo los muy osados o temerarios mantiene el tipo allí. Y uno de esos valientes es Mark Webber. En 2011 se marcó un adelantamiento impresionante que para nosotros está entre los momentos más memorables del GP de Bélgica F1.

Le aguantó -y le ganó- el pulso a un rival tan duro como Alonso. Le pegó una gran pasada al español quien rodaba rueda con rueda con el bólido de su amigo Webber. Una acción digna de elogio. Nos quitamos el sombrero ante la maniobra del australiano que no llegó a conseguir la corona de pilotos por los caprichos de Red Bull

 

El cuatriplete legendario de Ferrari

Otro de los 5 momentos que no te puedes perder del GP de Bélgica aconteció hace 55 años. Pocas veces, por no decir ninguna, un equipo ha ocupado las 3 posiciones del podio. Pero, que yo recuerde, situar a 4 bólidos de la misma escuadra entre los mejores solo ha sucedido en Spa-Francorchamps 1961. Ese hito es el que consiguió la Scuderia en aquella carrera. El vencedor fue Phil Hill, seguido de sus compis Wolfgang Von Trips, Richie Ginther y Olivier Gendebien. El Ferrari 156 era un pepino intratable que protagonizó uno de los momentos más memorables del GP de Bélgica F1. Y por si no nos crees, hemos encontrado las evidencias audiovisuales que así lo demuestran. 

 

Lecturas recomendadas