Pasar al contenido principal

8 de las mejores rivalidades de Fórmula 1

Las mejores rivalidades de Fórmula 1

Y eso genera emoción y crea afición 

Un texto de Joe Holding

La batalla de este año entre Lewis Hamilton y Max Verstappen promete ser de las buenas, de esas que se recordarán dentro de años. Nosotros hemos escogido las más apasionantes sin ningún orden en particular, aunque sin duda la última de este listado permanecerá SIEMPRE sobre todas las demás...

Max Verstappen contra Lewis Hamilton

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

La pelea por el título de F1 de este año está siendo increíblemente reñida. En ocho carreras, Max Verstappen y Lewis Hamilton han ganado siete grandes premios entre los dos y están separados en la clasificación por unos pocos puntos.

Mejor aún, han ido rueda con rueda en la mayoría de esas carreras, y la clasificación de pilotos da un giro dramático cada vez que se agita la bandera a cuadros.

Hunt contra Lauda

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

Una rivalidad tan buena que hicieron una película al respecto:  Rush de Ron Howard es una de las mejores películas de carreras de la historia, pero si nunca antes hubieras oído hablar de Lauda o Hunt, pensarías que eran enemigos hasta la muerte. En realidad eran buenos amigos que se llevaban bien lejos de la pista, aunque estaban dispuestos a llegar al límite cuando se apagaban los semáforos.

La historia del campeonato de 1976 es bien conocida. Hunt (en la foto) tuvo un comienzo terrible con McLaren, retirándose en cuatro de las primeras seis carreras cuando Niki Lauda ganó cuatro y terminó segundo dos veces. Hunt fue inicialmente descalificado después de ganar el Gran Premio de España, pero presentaron apelación y su victoria fue restablecida meses después.

Guía rapidísima de pilotos y coches para la temporada 2021 de F1

Una segunda victoria en Paul Ricard siguió antes de otra descalificación en Brands Hatch, momento en el que parecía que todo había terminado. Pero luego llegó el terrible accidente en Nürburgring que casi mata a Lauda, ​​dejándolo con terribles cicatrices y los pulmones gravemente dañados.

Parecía que Hunt tendría una carrera libre en el campeonato, pero sorprendentemente Lauda luchó para regresar a su Ferrari solo seis semanas después. Su increíble remontada llevó el campeonato al límite, y hubo un giro más en la carrera final cuando el austriaco se retiró en la segunda vuelta, creyendo que las condiciones eran demasiado malas para correr. 

Eso dejó a Hunt con la necesidad de terminar cuarto o más alto, y después de unas vueltas frenéticas, de alguna manera consiguió ganar las posiciones que necesitaba a solo dos vueltas del final.

Hakkinen contra Schumacher

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

A diferencia de muchas de las rivalidades que hemos visto en el pasado, la que compartieron Michael Schumacher y Mika Hakkinen a ambos lados del año 2000 nunca fue amarga. Se respetaban demasiado el uno al otro como para dejar que sus peleas en la pista se convirtieran en una guerra de palabras; una rareza cuando está en juego el premio más grande del automovilismo.

Los dos pilotos eran una clase aparte en 1998, aunque fue el finlandés el que se impuso al estar igualado en puntos con el alemán a falta de dos carreras. A mitad de la temporada siguiente parecía que la batalla estaría igualmente cerrada, pero Schumacher se rompió la pierna en el Gran Premio de Gran Bretaña y puso punto final a su temporada.

Para el año 2000, la rivalidad Schumacher-Hakkinen había vuelto, y aunque Schumi había comenzado la temporada con tres victorias, una racha de cuatro retiradas en cinco carreras había dejado a Hakkinen con siete puntos de ventaja a falta de cuatro carreras. 

Schumacher apretó los dientes y ganó los cuatro grandes premios restantes, sellando merecidamente su tercer título y venciendo al único oponente que admitió temer.

Hamilton vs Rosberg

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

Lewis Hamilton y Nico Rosberg eran grandes amigos en sus días de karting junior, por lo que parecían una pareja ideal cuando entraron en Mercedes en 2013. Pero las cosas se pusieron feas un año después, cuando la pelea por el título se convirtió en su propia batalla personal.

Con tanto en juego, cada incidente entre ellos aumentó la tensión hasta tal punto que su relación se volvió tóxica incluso fuera de los circuitos.

Rosberg finalmente superó a Hamilton en 2016 y luego dejó a todos boquiabiertos cuando anunció su retirada solo unos días después de hacerse con el título. Ahora ambos poseen equipos Extreme E. 

Prost contra Mansell

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

No es frecuente que la llegada de un nuevo compañero de equipo haga que alguien quiera dejar el deporte. Es aún más raro que suceda dos veces. Pero es exactamente lo que le sucedió a Nigel Mansell cuando Alain Prost lo "seguía" a principios de la década de los 90.

Al llegar a Ferrari en 1989, Nigel Mansell buscaba poder ganar un campeonato mundial difícil de alcanzar después de haber sido subcampeón dos veces con Williams en los 80. Un par de victorias y un puñado de podios ese año le dieron algo de optimismo, pero todo desapareció cuando Prost se unió al equipo en 1990 en sustitución de Gerhard Berger.

El francés se convirtió en el primer piloto y toda esperanza de un resurgimiento de Mansell desapareció cuando en el GP de Gran Bretaña, sintiendo que su automóvil se estaba comportando de manera diferente a la que esperaba, descubrió que su monoplaza y el de Prost habían sido intercambiados sin su conocimiento. Un furioso Mansell juró retirarse al final de la temporada, y fue solo cuando se abrió la puerta para regresar a Williams cuando cambió de opinión.

Después de otro segundo puesto 1991, Mansell finalmente se convirtió en campeón del mundo en 1992. Pero al enterarse de que Prost sería su compañero de equipo para la temporada siguiente, el británico decidió de nuevo que había tenido suficiente y se retiró para siempre (con la excepción de un pocas apariciones como suplente en el 94 y el 95) al final de la temporada.

Schumacher contra Hill

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

Al igual que Mansell, Damon Hill tuvo una serie de problemas en su ataque a la corona del campeonato mundial antes de conseguirlo. Y la mayor parte del tiempo era Michael Schumacher el que bloqueaba su camino... en algunos casos de forma demasiado literal.

Como suplente de Prost en Williams en 1993, Hill estaba listo para desempeñar el mismo papel  en 1994 cuando Ayrton Senna reemplazó al francés. Sin embargo, Senna falleció en Ímola y Damon Hill, todavía inexperto, asumió el papel de líder del equipo. Se adaptó admirablemente y con solo un punto entre él y Schumacher de cara a la última carrera de la temporada, el ganador en Australia se llevaría el título.

Schumacher tomó la delantera cuando se apagaron los semáforos, pero un error a la mitad de la carrera le dio a Hill la oportunidad de adelantar. La pareja chocó y, aunque Schumacher salió disparado contra una pared de neumáticos, Hill tuvo daños en la suspensión que lo obligaron a salir también. Su oportunidad de alcanzar la gloria se había ido. Los comisarios lo consideraron un incidente de carrera.

Schumacher y Hill terminarían primero y segundo en la clasificación nuevamente un año después, aunque con una brecha mucho mayor entre ellos, y no fue hasta 1996, el primer año de Schumi con Ferrari, cuando Hill finalmente se impuso.

Hamilton contra Alonso

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

De todas las rivalidades de la F1, la que tuvieron Lewis Hamilton y Fernando Alonso fue, con mucho, la más cara. Hamilton llegó como novato a McLaren en 2007 y se le unió Alonso, entonces campeón mundial vigente, que acababa de dejar Renault. 

No había duda de que era Alonso el mejor piloto del mundo, y por eso tenía la impresión de que sería el líder indiscutible de su nuevo equipo mientras perseguía su tercer mundial consecutivo.

La cuestión es que Hamilton, de 22 años, siguió el ritmo de Alonso desde el principio, hasta el punto de que terminó en el podio en sus primeras nueve carreras y se puso líder del campeonato. Ninguno de los dos cedió en la pista, lo que provocó un desagradable incidente entre los dos en la clasificación del Gran Premio de Hungría, ya que Alonso bloqueó a su compañero de equipo en boxes después de que Hamilton ignorara las órdenes del equipo.

Esto supuestamente llevó a una gran discusión entre Alonso y el jefe del equipo, Ron Dennis, en la que Alonso en teoría amenazó con pasar correos electrónicos potencialmente incriminatorios a la FIA. 

Fue el escándalo del 'spygate', en el que en teoría McLaren había obtenido ilegalmente información de Ferrari, le costó al equipo 100 millones de dólares. También fue eliminado del campeonato de constructores ese año.

Vettel contra Webber

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

Sebastian Vettel y Mark Webber fueron feroces rivales en las cinco temporadas que corrieron juntos en Red Bull, pero jamás lo adivinarías si mirases en los libros de resultados: Vettel terminó por delante de Webber, ganando 38 carreras en ese período frente a las nueve del australiano.

En 2010 fue Mark Webber el que estaba mejor colocado en el equipo para conseguir el título de pilotos con una desventaja de 11 puntos frente a Fernando Alonso a dos carreras para el final, mientras Vettel estaba a 14. 

Webber sintió que el equipo tenía el deber de poner todo su peso detrás de él, pero el equipo mantuvo a Vettel en el juego y el joven cambió las cosas en los últimos dos grandes premios para arrebatar el título por solo cuatro puntos.

La relación de Webber con el equipo nunca se recuperó realmente, y el golpe final se dio en el Gran Premio de Malasia en 2013 cuando la pareja corrió cómodamente en primer (Webber) y segundo lugar (Vettel). 

Se emitió una orden de equipo en código (el ahora famoso mensaje de radio "Multi-Map 21") que obligaba a los pilotos a mantener la posición, pero Vettel lo ignoró y adelantó a Webber, casi sacándolos a ambos de la pista. Webber estaba furioso (la atmósfera en el podio era incluso más incómoda de lo que sugiere la foto) y ese año abandonó la F1 para siempre.

Prost contra Senna

Las 8 peores rivalidades en Fórmula 1

Es cierto que dijimos que en estos duelos no habíamos seguido ningún orden en particular, pero no hay duda de que la rivalidad entre Ayrton Senna y Alain Prost es la mayor (y mejor) de todos los tiempos. Ningún otro enfrentamiento ha producido más títulos mundiales, siete en nueve años (1985 y 1993), con el dúo chocando como compañeros de equipo en McLaren y nuevamente como adversarios después de que el francés se fuera a Ferrari.

Podría decirse que todo comenzó en 1984 en el Gran Premio de Mónaco: un tiempo terrible hizo que  solo ocho de los 20 participantes pudieran terminar. Pero en su sexta carrera en F1, el brasileño volaba con un Toleman nada competitivo.

Estas son las cinco mejores carreras de Ayrton Senna

El líder era Prost. Cuando vio que Senna le estaba pillando, apremiaba a los comisarios para que sacaran bandera roja y terminaran la carrera, ya que pensaba que las condiciones no eran seguras. Al final obedecieron... justo cuando Senna pasaba a Prost al cruzar la línea de meta. El brasileño pensó que había ganado su primera carrera de F1, pero no se había dado cuenta de que los resultados se tomarían de la vuelta anterior. Como puedes imaginar, no estaba muy satisfecho.

Al convertirse en compañeros de equipo en 1988, Senna y Prost chocaron en pista varias veces, pero no de manera figurada. En el 89, los dos colisionaron cerca del final de la penúltima ronda del campeonato en Suzuka, poniendo fin a la carrera de Prost pero permitiendo que Senna ganara. 

Los nueve puntos de la victoria habrían mantenido viva la pelea por el título, pero el brasileño fue descalificado por acortar en la chicane, entregando el campeonato a Prost.

Un año después, Senna llegaba a Japón sabiendo que ganaría un segundo título si Prost no terminaba. Y se aseguró de que ocurriera: lo sacó en la primera curva con un movimiento deliberado, como él mismo confesó un año después.

El cuarto título mundial de Prost con Williams en 1993 haría que el dúo terminara primero y segundo en la clasificación de pilotos por quinta y última vez. El francés se retiró al final de la temporada, la rivalidad tóxica se disipó y él y Senna se hicieron buenos amigos hasta ese fatídico Ímola de 1994.

Buscador de coches

Y además