Pasar al contenido principal

Así fue la gesta nocturna de Alonso en Le Mans que todo el mundo comenta

Una épica hazaña que vale un título y pasar a la posteridad.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Fernando Alonso en el Toyota Le Mans WEC

Ningún aficionado olvidará jamás la gesta nocturna de Fernando Alonso en las 24 Horas de Le Mans. Nos referimos al espectacular relevo que le permitió recortar cerca de minuto y medio en la madrugada del domingo. Una exhibición memorable gracias a la cual Fernando Alonso y Toyota ganaron las 24 Horas de Le Mans en en el Circuito de La Sarthe.

 

El 'despiste' de Buemi

En el relevo previo al asturiano, Sebastien Buemi había superado la velocidad máxima en una slow zone. La consecuencia del error del piloto suizo, una penalización (stop & go) de un minutazo. Adiós (momentáneo) al primer puesto del Toyota número 8 de Fernando Alonso.  

Ante este infortunip, cundió el desánimo entre los miembros de la formación japonesa. Daban por (casi) imposible la remontada. La posibilidad de éxito para el prototipo de Alonso se había esfumado... o eso pensaban ellos. Estaba por llegar la gesta nocturna de Fernando Alonso en Le Mans 2018.

 

 

Alonso: nocturnidad y 'alevosía'

En esta delicadísima situación, el asturiano se subió al Toyota número 8. El otro coche del equipo y rival por la victoria final (dorsal 7) estaba al frente de la prueba con ¡más de dos minutos de ventaja!

¿Qué hizo Fernando Alonso? Lo que un líder dentro y fuera de la pista. Asumió el desafío, apretó los dientes... y el acelerador. Comenzó a firmar unos parciales espectaculares. Impuso un ritmo descomunal. Estaba volando en la oscuridad de Le Mans. Su rival Pechito López no comprendía qué estaba sucediendo. El argentino tiraba a tope, pero el perseguidor español reducía la distancia vuelta a vuelta.

Fernando Alonso se bajó del prototipo tras recortarle un minuto y medio. El argentino, hundido, observaba cómo la renta había caído a unos pírricos 45 segundos.

El diestro español había asestado una estocada mortal al contrincante sudamericano y a la competición gala. Por cierto, tras la gesta nocturna de Fernando Alonso en las 24 Horas de Le Mans 2018, El Nano sugirió unos cambios en el TS050 que fueron vitales para mejorar su rendimiento.

 

El valor de una actuación inolvidable

Posiblemente, estamos ante una de las mejores actuaciones en la historia de las 24 Horas de Le Mans. La determinación y el coraje, unidos al talento del oventense, le permitieron dar la vuelta a la situación. Ahí van un par de explicaciones para entender mejor el épico stint nocturno de Fernando Alonso en las 24 Horas de Le Mans 2018. 

Como bien sabes, competir en Le Mans tiene más trampas que una peli de chinos. De hecho, supone un desafío que muchos no han podido, ni sabido, ni querido afrontar. 

La configuración del gigantesco trazado, el tráfico denso, los continuos adelantamientos, accidentes y presencias del safety car, unidos al cansancio y a las altísimas velocidades, la convierten en una prueba de superviviencia. 

Pues a esos factores de riesgo, le sumas el peligro de la oscuridad. ¿Te imaginas superar los 300 km/h compitiendo por carreteras comarcales en dichas condiciones?

Esa es solo una parte del escenario en el que se desarrolló la hazaña nocturna de Fernando Alonso en las 24 Horas de Le Mans 2018. Cosas de Campeones. Se crecen en la adversidad. La Triple Corona está (mucho) más cerca.

Imagen portada: Twitter oficial de Toyota Gazoo Racing.

 

Lecturas recomendadas