Flipa con esta exhibición de drifting en un desguace... a toda leña

Abróchate bien el cinturón de seguridad, que hoy hay drifting del bueno

Imagen de perfil de Javier Prieto

Siempre es una gozada ver imágenes de coches derrapando y haciendo diabluras. Pero si éstas corren a cargo del artista del drifting Chris Forsberg, el interés y la adrenalina se disparan. Pues aquí le tenemos de nuevo haciendo de las suyas, quemando rueda y poniendo el buga de lado para desafiar las leyes de la física. Ya se sabe que el amigo americano, donde pone el ojo pone las ruedas. Y esta vez no iba a ser menos, sino más, más espectáculo, más emoción y más difícil todavía. Por cierto, seguro que Jett, el perro amante del drifting, se apuntaría encantado a ser el copiloto de Forsberg. El can es otro flipao de la goma quemada.

 

 

Con esta -nueva- y brutal exhibición el amigo Chris ha dejado claro que a él no se pone nada por medio, siempre y cuando cabalgue en alguna de sus fieras mecánicas. Para la ocasión ha empleado un Nissan 370Z, calzado con unas prominentes llantas que van marcando el territorio por donde pisan.

En el vídeo que te ofrecemos, disfrutarás con tomas exteriores en las que se suceden los drifts, así como un montón de maniobras imposibles en un recorrido trepidante y sinuoso. Eso por hablarte de los planos de la cámara on board con continuos contravolantes y una sucesión de correcciones de trazada. ¡Qué manera de darle a la rosca... y de controlar la máquina! 

 

 

 

Y todas estas piruetas, pasando a escasos milímetros de un montón de vehículos que se va encontrando por el estrecho recorrido. Ah, como no podía ser de otro modo, tampoco podían faltar una ración de donuts marca de la casa al inicio de la 'peli'.  Sube el volumen del ordenata y dale al play. Te lo vas a pasar como un enano con esta lección magistral del colega Forsberg. Pero, ojito, cuando cojas tu utilitario no le pongas en drift 'mode', porque se te puede ir de atrás y recordarte que no somos nadie.

 

 

Lecturas recomendadas