Acusan a BMW de emitir más NOx en carretera abierta, pero no en banco

BMW dice que de eso nada

Según DUH, WISO y un experto

Parece que el caso del dieselgate no para, ya que han acusado a BMW de hacer trampas con las emisiones de NOx. Lo hace una asociación medioambientalista llamada DUH, la revista Wiso, perteneciente a la cadena de televisión ZDF, y un experto de software, que han denunciado que BMW ha trucado sus motores. 

¿Cómo lo ha hecho? Ha cogido un BMW 320d Touring y lo ha sometido a la prueba tanto en laboratorio como en carretera abierta. En el primer caso ha dado todo correcto, aunque en carretera abierta ha superado los valores oficiales, según los tres integrantes del grupo que ha hecho el estudio. 

BMW niega rotundamente que haga trampas

Para BMW, la trampa en las emisiones sencillamente no existe. El 5 de diciembre por la tarde (la noticia apareció en la Cadena SER por la mañana y la han recogido en nuestro país medios como El Periódico, El Economista, eldiario.es y hasta la Agencia EFE). Nosotros nos pusimos en contacto con BMW España para que nos explicara su versión oficial, que es esta:

"Rechazamos categóricamente dichas acusaciones. Hemos demostrado continuamente desde el escándalo del dieselgate que nuestros coches cumplen con la normativa legalmente."

El estudio ha constado de dos fases. La primera se realizó en octubre, de acuerdo con Automotive News (web) y arrojó buenos datos, ya que consiguió valores significativamente por debajo de los 80 miligramos de NOx por kilómetro que es el tope que marca la normativa Euro 6... incluso cuando la velocidad se aumentó en un 10 por ciento (más adelante volvemos a esto).

Acusan a BMW de hacer trampas, pero lo niegan rotundamente

En la segunda fase se sacó el coche a carretera en ocho ocasiones. Ajustándose a la normativa, el resultado fue que el 320d emitió 2,6 veces más NOx de lo permitido, valor que subió a 7,2 cuando también aumentaron la velocidad un 10%.  En esta diferencia está la clave, ya que están convencidos de que se debe al uso de un software especial que debería entrar en funcionamiento a una determinada velocidad. 

El estudio asegura que BMW hace trampas en los valores de las emisiones porque utiliza un dispositivo que se conecta o desconecta en función de la velocidad de giro del motor. Según el comunicado de la DUH, a partir de 3.500 rpm el sistema se apaga por completo (han dado valores en segunda (47 km/h), tercera (70 km/h), cuarta (87 km/h) y quinta (112 km/h), pero no en sexta marcha) y descarta que sea un modo de protección del motor, ya que esto ocurre incluso cuando se acelera suavemente. El cuatro cilindros turbo con 190 CV alcanza su potencia máxima a 4.000 rpm, aunque la zona de par máximo se alcanza a 1.750 rpm.

Según un portavoz de la ONG, Jürgen Resch, "Los datos son claros indicios de que hay sistemas para desconectar el dispostivo de limpieza de emisiones. Estos tienen que ser retirados por completo". 

El caso es que el estudio reconoce también que ajustándose a los estándares ciclo de conducción NEDC o 'New European Driving Cycle' (aunque no es nuevo: el 'bueno' es el WLTP), el 320d ha arrojado emisiones muy por debajo del límite de 80 mg de NOx por km en la prueba de laboratorio, incluso si se aumenta en un 10 por ciento la velocidad a la que se realiza el test: apenas 27,6 mg/km.

En un comunicado oficial a nivel internacional, BMW asegura que no hay nada que active una especie de modo de test para poder pasar el control de las emisiones: "Nuestros sistemas de escape están activos siempre tanto en banco de pruebas como en la prueba dinámica". 

 

 

 

Lecturas recomendadas