Pasar al contenido principal

El Bentley Supersports B55 puede llevarse con una mano

Otro reloj caro que querrás tener.

Es una edición limitada (sólo habrá 500 unidades), lleva fibra de carbono a raudales, presenta tecnologías de conectividad… y no hablamos de un coche. O casi. Se trata del Breitling for Bentley Supersports B55, un cronógrafo alucinante que celebra el lanzamiento del nuevo Continental Supersports, el Continental más rápido creado jamás.

La marca ya ha asociado su nombre a móviles, altavoces, chaquetas, a toda una colección de posibles regalos… hasta a una habitación de hotel. En todos estos objetos, se han replicado elementos clave de su identidad. Pero este reloj Breitling es muy especial, ya que utiliza el diseño del Continental para crear el Bentley Supersports B55.

Esto significa que cuenta con una caja de titanio, inspirada en el escape de este material (opcional en el Continental Supersports). El dial es de fibra de carbono -ya imaginarás que el superdeportivo la lleva por todas partes- y la correa, de goma, con doble capa.

Por primera vez, un cronógrafo de Breitling for Bentley tiene movimiento electrónico… y ofrece funciones específicamente desarrolladas para aquellos con las prestaciones puras en mente. Así, hay tres programas exclusivos: Chrono Rally, que puede almacenar el tiempo de hasta 30 tramos (además de la fecha de salida, la hora de comienzo y la duración de cada especial, incluso con cronos intermedios) y añadir automáticamente las penalizaciones. El modo Chrono Race es para circuitos y permite medir el tiempo por secciones y calcular después la velocidad media en cada vuelta. Regularity Rally, evidentemente, es para las pruebas de regularidad. Aquí es posible predefinir el crono que quieres hacer y comprobar, pulsando un botón, si estás consiguiendo tu objetivo.

La conectividad también ha llegado al Bentley Supersports B55: Breitling ha creado una aplicación con el fin de que los propietarios de este reloj almacenen y transmitan los datos grabados a un smartphone. Para facilitar su lectura en la muñeca, dos pantallas LCD retroiluminadas se activan presionando la corona o, sencillamente, ladeando la mano.

¿Su precio? En el comunicado de prensa ni siquiera hacen referencia a algo tan mundano. También ladean la mano, despreocupándose de una pregunta así.

Lecturas recomendadas