Pasar al contenido principal

Fallece Sergio Marchionne: ¡el hombre que salvó el imperio Fiat!

Ha muerto hoy a los 66 años en un hospital de Zürich.

Sergio Marchionne CEO de FCA

La muerte de Sergio Marchionne ha estremecido a toda la industria del automóvil, especialmente en Italia, donde se le consideraba un auténtico gurú de las finanzas y salvador del Grupo Fiat. Sin duda, una de esas tragedias que no se esperan y que ponen patas arriba planes y deseos: poca información ha trascendido sobre el verdadero motivo de su fallecimiento, aunque algunos rumores apuntan a un cáncer de pulmón tremendamente violento y agresivo, otros hablan de una embolia cerebral tras la intervención quirúrgica.

La noticia saltaba el fin de semana, sin previo aviso: Sergio Marchionne no iba a volver a ser el CEO del Grupo FCA. Lo anunciaba John Elkann, principal propietario del Grupo FCA, en un comunicado donde aseguraba que el dirigente ítalo-canadiense no se recuperaría de una grave enfermedad. Todo bajo la más absoluta discreción. Sergio Marchionne había sido operado en el hombro y al parecer todo se había complicado excepcionalmente. Poco después supimos que había entrado en un coma irreversible y que su fatal desenlace estaba a la vuelta de la esquina. Hoy se ha confirmado: muere Sergio Marchionne a los 66 años de edad. Justo antes de emprender su merecida y planificada jubilación.

 

 

Y es que Marchionne, famoso por algunas de sus rajadas contra Lamborghini o por titulares tan interesantes como la unión entre Fiat y Volkswagen o el lanzamiento de los Ferrari eléctricos, nunca tuvo pelos en la lengua, aunque era un líder que disfrutaba jugando con la prensa. Nos dio mucho juego con sus planes de futuro, como por ejemplo el FUV de Ferrari, del que dijo que antes se pegaría un tiro que desarrollarlo y poco después comenzó su desarrollo.

 

Sergio Marchionne: el italiano que miró a América

Sergio Marchionne será recordado como el salvador de Fiat. Una marca en plena crisis que perdía millones de euros al día y que la ha convertido en un gran grupo automovilístico. Giró de rumbo, dejó de lado Europa (salvo Italia) para apostar por EEUU. Compró el Grupo Chrysler, dio a los americanos lo que querían, con coches como el Dodge Challenger Demon o el Jeep Wrangler 2018, utilizó hasta el último céntimo para hacer una maniobra de reanimación a Alfa Romeo y tenía claro que las marcas italianas tenían que estar en la cúspide tecnológica, mejorando la fiabilidad y manteniendo esa pasión por la conducción más pura o por el diseño.

 

 

El Grupo FCA quedará a partir de ahora en manos de Mike Manley, hasta ahora director de Jeep, mientras que la joya de la corona del grupo, Ferrari, quedará en manos de Louis C. Camilleri. Sin duda, su fallecimiento no podía ser más inoportuno para los intereses del Grupo FCA, inmerso en una auténtica revolución en el viejo continente. El futuro de Alfa Romeo es muy ambicioso, así como el futuro de Ferrari, con la llegada de la electricidad y de los SUV a su gama, con un importante aumento de su producción.

Sin duda, un golpe duro para toda las marcas del grupo: sin ir más lejos, la cotización de FCA y de Ferrari sufrieron un fuerte batacazo en la bolsa cuando se dio a conocer la grave enfermedad, irreversible, de Marchionne. Hoy se confirma lo que todo el mundo esperaba: la muerte de Sergio Marchionne deja al mundo del automóvil sin un icono, a Italia sin uno de sus grandes baluartes industriales y económicos y al Grupo FCA sin su líder. ¿Sobrevivirán sin él? No les queda otro remedio. Descanse en Paz.

Lecturas recomendadas