Pasar al contenido principal

¡Qué mal gusto! Simulan con un maniquí un atropello en Valladolid

Las imágenes hablan por sí solas...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Accidente

Hay que tener una mente muy oscura para simular con un maniquí un atropello, pero por extraño que nos parezca, hay quien considera esto una diversión. Los hechos han ocurrido en la localidad vallisoletana de Cabezón de Pisuerga y desde luego, ya están siendo investigados por la Guardia Civil.

No te pierdas: Así fue el primer atropello mortal de un coche autónomo

Una llamada de madrugada alertaba al 112 de un atropello a un ciclista en la carretera, por lo que rápidamente los agentes, así como todos los servicios sanitarios de emergencia se acercaban hasta el lugar para atender a la víctima. Sin embargo, cuál fue su sorpresa al ver que se trataba simplemente de una broma de mal gusto. 

En la calzada yacía un maniquí vestido con pantalones oscuros, jersey, calzado deportivo, sombrero y guantes y unos metros más allá, una bicicleta dañada por el que, en principio, había sido un accidente (aquí puedes ver la imagen, publicadas por El Norte de Castilla). 

 

Así se provoca un gravísimo accidente...

 

Desde el Centro de Emergencias han informado que, además de ser esto algo muy desagradable, supone un grave riesgo movilizar a todos los servicios de socorro por un simple juego, ya que en el caso de que en ese momento se produjera un accidente de verdad no estarían disponibles.

Añaden que estas actuaciones tienen también un coste elevado que pagan todos los ciudadanos y que este tipo de avisos falsos son considerados infracciones muy graves con sanciones económicas que oscilan entre los 500.000 y el millón de euros.  Por otro lado, la Asociación 'Stop Accidentes' dice que se trata de un insulto a las víctimas reales y a sus familias. 

¿No te da así como 'vergüencita' compartir especie con los autores de semejantes actos? También de estos otros: mira este salvaje adelantamiento de un coche a un ciclista en Cataluña

 

Lecturas recomendadas