Pasar al contenido principal

BMW i Inside Future Concept: el futuro de la tecnología está en los hologramas

Los nuevos sistemas te permitirán manejar todo sin tocar nada.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

Amantes, compradores y propietarios de un automóvil bávaro a punto de hacerse con otro, mucha atención: muy pronto estaréis interactuando con vuestros vehículos de última generación (quizá para entonces ya se llamen máquinas de conducción) de una forma completamente nueva. Así se desvela el porvenir según el BMW i Inside Future Concept, gracias a una tecnología para el interior de los coches que será incluso más complicada que el iDrive: BMW HoloActive Touch.

Su presentación se ha llevado a cabo en el CES (Feria de Consumibles Electrónicos, en sus siglas en inglés) de Las Vegas. Ya sabes, ese sitio donde todos llevan sus aparatitos hipercomplejos y te dicen que en un plazo de medio año será lo más normal del mundo programar tu propio dron para que saque la basura. Pero volvamos a BMW.

Las 5 tecnologías más frikis de Ford.

Según el fabricante, el diseño de un habitáculo va a estar cada vez más influido por el deseo de controlar un número creciente de funciones de forma sencilla, segura e intuitiva. El vehículo ya es una oficina móvil, pero, con la llegada del coche autónomo, la lista de sistemas y dispositivos disponibles crecerá. Y precisamente en esta premisa se basa el BMW i Inside Future Concept, que se adapta a los requerimientos individuales del conductor y sus pasajeros, pero a la vez tiene suficiente espacio para que experimenten un viaje juntos. El interior está concebido como una habitación con zonas separadas, lo que permite a los ocupantes pasar el tiempo como ellos deseen.

Aquí juega un papel vital la tecnología HoloActive Touch, que lleva el control por gestos del Serie 5 y el Serie 7 a otro nivel. “Actúa como una pantalla táctil virtual” que se opera “utilizando movimientos de los dedos. Las órdenes dadas a los comandos se confirman con lo que el usuario percibe como una respuesta táctil; es la primera vez que las señales de una percepción visual y táctil en el interior de un vehículo son generadas sin materiales físicos”. Vale, la última parte es un poco extraña, porque… ¿cómo te da una respuesta táctil algo que no estás tocando? Y vamos más allá: ¿cuál es la diferencia entre una respuesta táctil y la percepción de una respuesta táctil? Pero dejando eso a un lado, todo parece indicar que estamos más cerca de lo que Tom Cruise manejaba hace años en Minority Report.

BMW: tecnología por hologramas

El sistema HoloActive Touch permitirá a los conductores menear sus dedos delante de la traída y llevada pantalla táctil, en lugar de inclinarse un poco hacia delante y emborronar una pantalla de verdad. La versión táctil funcionará igualmente, pero será mucho menos entretenido interactuar con ella que con el holograma que aparecerá flotando sobre la consola central, eso es así.

En el prototipo presentado por BMW en el CES 2017, este sistema está integrado en un habitáculo premium, diseñado específicamente para la conectividad inteligente y la conducción autónoma. El navegador identifica qué zonas son las más adecuadas para que el automovilista se olvide de la carretera, aunque puede ponerse al volante en cualquier momento si así lo desea. La apariencia de ciertos elementos del habitáculo cambian en función del modo de conducción elegido.

Para los pasajeros del BMW i Inside Future Concept, la marca ha creado la Cortina de Sonido, un dispositivo que permite personalizar un programa de audio emitido por el reposacabezas de cada asiento, por lo que sólo podrá oírlo ese ocupante concreto. En las plazas traseras, además, es posible desplegar una pantalla en gran formato para ver contenidos en streaming (vía online) o los que provengan de un smartphone o tablet conectados al vehículo.

Así que… ¿cuál es la próxima tecnología que quieres para tu coche? O, como algunos puntillosos integrantes de la redacción están murmurando: ¿qué hay de malo en los botones?

 

Lecturas recomendadas