Pasar al contenido principal

Probamos el Volkswagen Taigo, el SUV Coupé que vuelve a la antigua normalidad

Prueba Volkswagen Taigo

El nuevo modelo de Volkswagen es el primer SUV coupé de la marca alemana

He probado el Volkswagen Taigo y la sensación de volver a unos años atrás ha sido genial. En la época de la hibridación o electrificación de los coches, este SUV coupé (el primero de muchos, según apuntan desde la factoría de Wolfsburgo) vuelve a la antigua normalidad, o si lo prefieres, el que hemos llevado toda la vida. 

No hay nada más reconfortante que completar la gama de los SUV urbanos, en la que Volkswagen triunfa con el VW T-Cross (casi 16.000 unidades vendidas en 2021 y cuota del 7,3%) y el T-Roc (13.750 unidades; 8,5%). El nuevo Taigo 2022 es la guinda al pastel de los crossover callejeros y consolida un segmento en el que Volkswagen saca músculo en los últimos tiempos.

Además, tiene el añadido para nuestro país de que se fabrica en la planta navarra de Landaben. Desde allí se exporta en exclusiva para concesionarios europeos. La factoría navarra de la empresa alemana ya construye dos modelos más, aparte del citado Taigo: el T-Cross y el VW Polo

El Taigo de esta prueba tiene unas cuantas cualidades para brillar, si bien cabe comentar que tiene un hermano gemelo en el mercado latinoamericano y que se fabrica en Brasil, el Nivus

Ya se encargan los responsables de Volkswagen en España de que no se comparen. Aquí dicen que por estándares de calidad, materiales utilizados, homologaciones, equipamientos y demás, hablamos de modelos que no tienen relación.

Prueba Volkswagen Taigo 2022

Sea como fuere, con este SUV deportivo pasa igual que cuando ves un espectáculo deportivo. No es lo mismo verlo en la tele que en directo. Los coches eléctricos que está comercializando Volkswagen me dejan, cuando menos, escéptico. El Taigo tiene garra y le corre la sangre por cada poro de su estructura. ¡Gracias! La silueta deportiva con el pilar C en línea descendente le dan carácter. 

Este nuevo modelo de VW también es grande en tamaño. Mide 4.271 mm y cuenta con una batalla de 2.566 mm. Estas medidas le hacen ser el SUV urbano más largo de la marca, pues es 15 cm más largo que un T-Cross y 3 cm más que un T-Roc. 

Su anchura es de 1.757 mm (igual que un T-Cross y 6 cm menos que un T-Roc) y su altura es de 1.515 mm (7 cm menos que un T-Cross y 6 cm menos que un T-Roc).

No acaba aquí su grandeza. El Taigo debía aprovechar sus excelentes dimensiones para presentar un maletero acorde a su tamaño. Puede presumir este SUV coupé de tener un maletero con 440 litros de volumen (y hasta 1.222 litros con la segunda fila de asientos abatida). Si quieres, puedes contar con él como coche de familia, sin duda.

Prueba Volkswagen Taigo 2022

El toque moderno también ha llegado con el nuevo crossover alemán. Últimamente ha habido excesos y defectos en el interior de los Volkswagen. Quiero hacer hincapié con los sistemas de infoentretenimiento tan moderno que sólo los entendía quien lo fabricó. Además, se olvidaron de la practicidad y sus interfaces eran dignas de analistas de la NASA (como referencia, puedes ver el VW ID.3). 

Los gerifaltes de la compañía teutona cogieron el toro por los cuernos y zanjaron el tema tecnológico.  La relación entre el Taigo y el Nivus quizá también influyó, ya que hay mercados menos modernizados en lo que a electrificación se refiere, con lo que se busca un diseño interior más lógico y acorde con la actualidad.

Cuando entras, te encuentras sensaciones placenteras y con acabados de calidad:  tiene un cuadro
Digital Cockpit de 8'' de serie, sistema de climatización con mandos físicos y separado del sistema de infotainment, siete airbags –incluido uno central entre asientos–, sistema Travel Assist –que combina Lane Assist con ACC– y park pilot, entre otros muchas opciones de asistencia.

Percepciones al volante

Prueba Volkswagen Taigo 2022

Nos ponemos en marcha por una de las montañas más bellas y cinematográficas de España: la sierra del Batzán. Curvas entre arboledas, conducción de las que gusta y placer al volante. El Taigo está disponible con tres motores: 1.0 TSI tricilíndrico con 95 y 110 CV, y el cuatro cilindros 1.5 TSI de 150 CV. Si me dan a elegir, me quedo con este último con acabado R-Line, asociado a la transmisión DSG de siete velocidades.

¿Cómo empezar a disfrutar? Las primeras sensaciones son las que luego recuerdas. Al sentarme mi cuerpo encuentra la postura ideal sin hacer absolutamente nada. Ahí, Volkswagen no falla nunca. Empiezo la ruta por carreteras secundarias con mucho tráfico, insuficiente para ir cogiendo la forma al coche. Pero sí disfruto de sus dimensiones, que son ideales. Una vez llego a la carretera de montaña enchufo el modo Sport y empiezo a saborear este dulce llamado Taigo.

Y cuando el panorama se empieza a enrevesar con las curvas, voy viendo sus pros y sus contras. Por un lado, como es más bajo que T-Cross y T-Roc, disfruta mucho más en curvas, saca su estabilidad, mucho mayor que la de un SUV compacto. Pero Einstein y su teoría de la relatividad hacen de las suyas y la carrocería tiende a oscilar en cambios de apoyo bruscos.

Por otro lado, la agilidad y dinamismo salen a relucir, sobre todo con el motor 1.5 TSI. Ahí, los guarismos de consumo empiezan a chillar y superan los 10 litros a los 100 km. El ordenador de a bordo te dice que si quieres que baje, afloja el pie. Al cambiar a modo Eco coges menos tensión, un ritmo más tranquilo y no sufre la física del terreno. 

Después de una prueba de 80 kilómetros con el Volkswagen Taigo por carretera de montaña (con lo que ello conlleva a todos los niveles para el coche) logro que este SUV coupé entregue un consumo de 7,5 l/100 km. Tal y como están los precios de los carburantes hoy en día es de agradecer.

Conclusiones

Dicen que en el término medio está la virtud. En ese sentido, a lo mejor, el Taigo con propulsor 1.0 de 95 CV tiene menos querencia a la barra de la gasolina, si bien es probable que tenga menos potencia. Puestos a elucubrar, es más que probable que encontremos el término justo en potencia y consumo en el modelo de 110 CV. Aun así, la prueba de este modelo ha sido notable.

El protagonista de esta prueba, el Volkswagen Taigo 2022 ya está a la venta –los jefes de la firma alemana en España aseguran con la boca entreabierta que la demoras de entrega no pasa de tres meses en el peor de los casos–. Si quieres comprarlo, lo tienes en los concesionarios con un precio a partir de 22.600 euros, con campañas y descuentos incluidos, para la versión Life 1.0 TSI 95 CV con cambio manual de cinco relaciones.

Y además

Buscador de coches