Pasar al contenido principal

Prueba del Lexus IS 300h 2017: un poco de maquillaje

Sombra aquí, sombra allá...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿Prueba del Lexus IS 300h 2017? Pero si el de la foto es el modelo anterior...

No, amigos y amigas. Aunque pueda parecer increíble, el modelo que estáis viendo en la galería superior es el nuevo Lexus IS 300h 2017, que ha recibido ligeras actualizaciones para seguir ofreciendo la misma receta de siempre: una imagen sólida, un carácter premium y una mecánica eficiente. 

Eso me suena

Sí, porque es la misma maniobra que han hecho con el Toyota GT86 2017 -recuerda que Lexus y Toyota son como la Luna y las estrellas: es difícil no encontrar la relación entre ambos-... y no les ha salido mal la jugada. Cuando un producto ya es bueno, lo mejor es no arriesgar demasiado, ¿no crees?

Háblame del coche

Toyota Corolla: 50 años del coche más vendido del mundo

Vamos a ello: se trata del mismo automóvil que salió al mercado en 1999 y del cual la marca ha logrado poner en funcionamiento más de un millón de unidades en todo el mundo. Deja de mirarme así. Está claro que no es exactamente el mismo coche, pero desde luego mantiene el mismo espíritu: ofrecer una calidad por encima de la que te aporta una marca generalista para poder intentar comerles la merienda a las berlinas alemanas más vendidas del segmento premium. 

¿Y lo consigue?

Pues lo cierto es que sí: tras haber realizado la prueba del Lexus IS 300h 2017 hemos podido constatar el motivo por el cual esta propuesta nipona es la más solvente a la hora de enfrentarse a los poderosos modelos de la competencia como el BMW Serie 3, el Audi A4 o el Jaguar XE, y no es otra que su diferenciación en todos los sentidos... incluyendo su carácter híbrido. Porque ir por ahí en un coche lujoso lo puede hacer cualquiera -tan sólo es cuestión de entramparse unos años más con el banco-, pero no todo el mundo es tan postureta respetuoso con el medio ambiente como los dueños de un 300h. 

Ajá. Vayamos a por el motor...

La solución mecánica que emplea el nuevo 300h es la misma que llevaba el modelo precedente: se trata de un bloque gasolina de cuatro cilindros y 2,5 litros que, asociado a una unidad eléctrica auxiliar, es capaz de desarrollar en conjunto un total de 223 CV que son gestionados a través de una caja automática CVT y que es capaz de conformarse con un consumo medio de sólo 4,3 litros cada 100 kilómetros. Pero no le pidas prestaciones: la generación precedente aceleraba de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y alcanzaba una velocidad punta de sólo 200 km/h... y la actual ofrecerá unas cifras parecidas. 

Vaya... ¿qué tal va?

El Lexus IS 300h 2017 es un híbrido en todos los sentidos: reúne la practicidad y la comodidad de un vehículo eficiente de tamaño generoso -como su hermano de gama el Lexus RX 450h 2016- con la deportividad asociada a las agresivas líneas que configuran su afilado perfil, más parecido al de un automóvil de altas prestaciones que al de una solución ideal para evitar contaminar en exceso... y poder entrar en las grandes ciudades en los días en que se activen los protocolos anticontaminación -¿conoces el Lexus RC 300h o su variante más radical el RC F?-. 

Eso es bueno

No creas... precisamente en su intento de resultar eficaz en todas las tareas es donde está su punto débil. No deja de ser un vehículo pensado para la eficiencia energética más que para ofrecer sensaciones al volante, y aunque con el acabado F Sport el aspecto del coche es realmente atractivo cuando te pones al volante te das cuenta muy rápido de que es un coche pensado para lo que está pensado: ahorrar combustible. No me entiendas mal: el coche va bien y entre curvas la carrocería contiene de un modo bastante solvente los balanceos, pero el tacto de su dirección no es nada comunicativo a la hora de ir a ritmos altos y el comportamiento del cambio automático no es nada inspirador. Eso sí: comienza a conducir de modo eficiente y verás cómo la autonomía del coche puede crecer hasta cotas que rozan lo ridículo para un automóvil de sus características. 

Vale, ¿qué tal por dentro?

Bien y mal. 

Genial, gracias...

Deja que me explique: bien porque la calidad de material y el ajuste entre los distintos elementos que componen su salpicadero es sencillamente perfecto. Mal porque, pese a montar ahora una pantalla central de 10,3 pulgadas y haber recibido algunas mejoras en el sistema multimedia, los mandos que emplea para manejar los principales elementos del interior como la calefacción o el selector para moverse dentro de los distintos menús de la pantalla principal siguen siendo algo difíciles de manejar. Y más si vas en movimiento y no estás demasiado familiarizado con ellos todavía. 

¿Mucho espacio? 

El suficiente. Pese a no ser el modelo más generoso en cotas para los pasajeros de la fila de asientos trasera, tras la prueba del Lexus IS 300h 2017 debo reconocer que es un buen compañero de viaje: es silencioso, cómodo y permite hacer muchos kilómetros sin preocuparte por parar a repostar. Además, su maletero es grande aunque se ve algo penalizado al albergar bajo su suelo las baterías del sistema híbrido, con lo que su dimensión total merma un poco. 

¿Me lo recomendarías? 

Si estás buscando una berlina diferente y que además sea económica en el día a día, desde luego. Se trata de una opción muy interesante para quienes estén cansados de ver siempre los mismos coches por la calle... y en el aparcamiento de su zona de oficinas. 

Bien, dame precio

La marca te pedirá al menos 35.900 euros para poder llevarte a casa al nuevo 300h para 2017, que no es precisamente barato. Pero piensa que a cambio te estarás llevando un digno rival para otros modelos que inundan el mercado... con una imagen mucho más exclusiva y un rendimiento mucho más respetuoso con el medio ambiente. Serás la nueva figura para Greenpeace. No. 

Lecturas recomendadas