Este es el Aston Martin más raro que hay. ¡Y ahora puede ser tuyo!

Uno de los más bellos también es uno de los más caros. ¿Qué esperabas?

Se llama Aston Martin Vanquish Volante AM37 y es un one-off creado por el departamento ‘Q by Aston Martin’. ¿No sabes de qué estoy hablando? Se trata del departamento más exclusivo de la marca británica, lo mismo que McLaren Special Operations o Ferrari Taylor Made: gracias a él, los clientes pueden elegir cada detalle con mimo, a su gusto, con una posibilidad de opciones casi infinita. ¡Todo depende de tu imaginación y de los ceros de tu cuenta corriente!

Te interesa: un concesionario alemán ya tiene un Bugatti Chiron a la venta

Ahora bien, Q by Aston Martin también utiliza algunos coches para mostrar sus habilidades. Cada cierto tiempo, se crean una serie de coches configurados a medida, combinando colores únicos y materiales exclusivos para que el mundo descubra hasta dónde pueden llegar. El caso de hoy no es demasiado exuberante, es elegante, refinado y, esto no te lo esperas, ¡inspirado en un barco! Sí amigos, de ahí su nombre: es la versión de cuatro ruedas del barco AM37.

Destaca el color azul de su carrocería, bautizado como Concours Blue. Se trata de un tono que imita el espíritu náutico del barco y se combina con unas llantas de cinco palos dobles con acabado diamante. Por supuesto, la fibra de carbono cubre la mayor parte de elementos ausentes de pintura, configurando un aspecto exclusivo: la capota, a juego, ¡cómo no!

 

 

Pero si por fuera este color le sienta como anillo al dedo, el interior del AM37 Vanquish Volante todavía es más espectacular: el color marrón ‘Chestnut Tan’ y el beige ‘White Essence’ se combinan magistralmente creando un aire lujoso y elegante: el toque de la madera nos recuerda a los grandes veleros mientras que las costuras en forma de rombos de distinto tamaño y los emblemas de marca grabados en el reposacabezas terminan de poner la guinda al conjunto.

El resto del coche se mantiene sin cambios y sí, estoy hablando de la mecánica: el V12 de seis litros, atmosférico, con 572 CV y 620 Nm de par. Sí, quizás sea algo más lento que el nuevo Aston Martin Vanquish S, pero deberás dejarte una buena cantidad de dinero en opciones para poder dejarlo tan bonito como este. ¿Su precio? Teniendo en cuenta que apenas ha recorrido 750 km, no es de extrañar que sea alto, muy alto: 236.950 libras, lo que al cambio suponen 277.590 euros. A esto deberías sumarle los impuestos correspondientes, ¡una pasta gansa!

Eso sí, a cambio te llevas un coche único y uno de los Aston Martin más bonitos que hemos visto en los últimos tiempos…¿o acaso tú te quedarás con el Aston Martin Vantage S Red Bull Racing?

Lecturas recomendadas