¿Qué pasa si metes azúcar en el depósito de combustible?

Siempre se ha dicho que el azúcar es capaz de cargarse un motor en segundos. ¿Será verdad?

Meter azúcar en el depósito de combustible no es la mejor idea si quieres conservar intacto el motor de tu coche. Ahora bien, puede que tampoco sea tan letal como algunos piensan: ¿te puedes cargar el motor echando azúcar en el depósito? Los americanos son muy de probar cosas así: ¿qué pasa si cambias el aceite del coche por Coca-Cola? ¿Qué ocurre si inflas los neumáticos a muerte? Las respuestas a estas preguntas las puedes ver en sus respectivas noticias, hoy te voy a contar qué pasa si echas azúcar en el depósito de gasolina

Te interesa: esto es lo que ocurre cuando te estrellas en un Lamborghini a 312 km/h

En el vídeo que puedes ver en lo alto de este artículo tienes la solución a la pregunta. No obstante, todo se podría resumir en un: no, el motor no explota (alucina cómo explota el motor de un dragster). Ni nada parecido. Lo primero que debes saber es que para mezclar la gasolina y el azúcar necesitarás calor: en frío, la azocar se irá al fondo y la gasolina seguirá prácticamente limpia. Aunque lo metas en el depósito y este vaya circulando, gran parte del azúcar se quedará como residuo sólido en el depósito.

 

 

También hay que tener en cuenta que todos los coches de 2017 tienen filtros de gasolina para evitar que partículas nocivas entren en la mecánica: sí, aunque deliciosa, el azúcar es un arma de destrucción masiva en un motor. No obstante, no es tan mala como puede parecer de primeras. El motor con el que se prueba es el de un cortacésped y se le ha retirado el filtro de la gasolina para ver qué le ocurre al motor si el azúcar se cuela en el proceso de combustión. El resultado a priori es un ligero humo de color blanco que delata que algo no va del todo bien, pero tras inspeccionar a fondo el motor, parece claro que el azúcar no resulta fatal en un primer momento.

Evidentemente, con el paso del tiempo puede ser fatal y puede provocar un fallo importante en el motor, pero la leyenda urbana que dice que si echas azúcar al depósito de combustible, lo gripas, no creo que sea del todo cierta: el filtro de la gasolina hará acto de presencia y aunque se cuele algo, solamente un abuso constante de este componente en el motor puede provocar daños realmente serios y difícilmente reparables. ¿Qué pensabas tú?

Tags

  • Experimentos

Lecturas recomendadas