El brutal accidente de Scott Dixon en las 500 Millas de Indianápolis

Ayer en la prueba americana, San Cristóbal y las eficaces medidas de seguridad le echaron un buen capote a Dixon.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Las escalofriantes imágenes del accidente del piloto Scott Dixon en las 500 Millas de Indianápolis 2017, nos han puesto los pelos como escarpias. Madre mía, ¡qué forma de salir volando y de estamparse contra el muro. El porrazo fue bestial! 

Afortunadamente todo quedó en un susto. De hecho, unos minutos después del siniestro, el corredor neozelandés y poleman de la prueba, estaba hablando para los medios estadounidenses como si no hubiera pasado nada. Con un par.

El incidente que nos heló la sangre sucedió en la vuelta 53 mientras Fernando Alonso lideraba la prueba. En dicho giro, el coche 77 de Jay Howard se cruzó en medio de la pista y su perseguidor, Scott Dixon, no pudo evitar el choque ni salir catapultado por encima de él.

Lo peor de todo fue el aterrizaje. El bólido número 9 de Dixon impactó con su costado derecho contra el muro. Afortunadamente allí estaban instaladas las barreras SAFER que hicieron honor a su fama y nombre.

Del coche siniestrado, que tras el espeluznante golpe comenzó a arder y dar una vuelta de campana, solo quedó intacta la celda de supervivencia. El resto se desintegró. 

Una vez más ha quedado demostrado que la seguridad es uno de los aspectos en los que más se ha avanzado en las competiciones automovilísticas a este y al otro lado del Atlántico.

Todavía nos parece increíble y un milagro que Scott Dixon no haya sufrido ninguna lesión. Enhorabuena porque ya tiene una nueva fecha de cumpleaños.

Lecturas recomendadas