Pasar al contenido principal

La historia de los compactos deportivos a través de diez coches

Audi A1 Quattro
Máximos representantes de la diversión a tamaño reducido...

La historia de los compactos deportivos comenzó en 1973 con el Simca 1100TI y hoy, aunque hayan pasado más de 40 años desde que se presentó por primera vez este concepto, estos coches siguen levantando pasiones entre los amantes de la conducción deportiva en todo el mundo.

No te pierdas: ¿Pueden los SUV deportivos sustituir a los compactos deportivos?

Y es que no solo ofrecen diversión, sino que los compactos deportivos se caracterizan también por ser perfectos para el día a día, prácticos y por regla general, espaciosos (aunque varíen un poco en función de si tienes tres o cinco puertas). 

¿Te apetece saber cómo ha sido su evolución con el paso de los años? Estos diez coches son el mejor ejemplo de que las altas prestaciones no necesitan grandes carrocerías... 

Compactos deportivos: Simca 1100TI

Simca 1100TI

El Simca 1100TI fue el primer compacto deportivo de la historia. Se presentó en 1973 con un motor de 1.3 litros, dos carburadores Weber y 82 CV de potencia que le permitían acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 12 segundos. Nada mal para la época… 

Compactos deportivos: Renault 5 Gordini

Renault 5 Gordini

El Renault 5 Gordini llegó unos meses antes que el Volkswagen Golf GTI, así que digamos que es algo así como el predecesor del icono de los compactos deportivos. Tenía un motor de 1.4 litros, montado detrás de las ruedas delanteras y era capaz de alcanzar, con 93 CV, los 100 km/h en tan solo 9,7 segundos. ¡Y ojo! Que venía con una decoración muy ‘racing’ en su carrocería y spoiler delantero y trasero…

Compactos deportivos: Volkswagen Golf GTI Mk1

Volkswagen Golf GTI Mk1

En 1976 dimos la bienvenida al Volkswagen Golf GTI Mk1. No fue el primero, pero su construcción ligera le permitía batir a coches como el Ferrari 308 en carreteras secundarias y gracias a una aceleración de 0 a 100 km/h en nueve segundos, los semáforos tampoco le asustaban. 

Compactos deportivos: Peugeot 205 GTI

Peugeot 205 GTI

Peugeot presentó en 1984 el Peugeot 205 GTI, que rápidamente se ganó una buena reputación, en buena parte gracias a su motor de cuatro cilindros y 1.6 litros y su tendencia al sobreviraje… 104 CV lo movían, más que suficientes para 900 kg de peso. 

Compactos deportivos: Lancia Delta Integrale

Lancia Delta Integrale

Pasada la vorágine del Grupo B de rallys llegó el Grupo A, en el que los protagonistas eran coches limitados con motores de 2.0 litros y 300 CV que necesitaban, sí o sí,  derivar de versiones de calle para ser homologados. El Lancia Delta Integrale ofrecía 207 CV y era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos. 

Compactos deportivos: Daihatsu Cuore TR-XX Avanzato R

Daihatsu Cuore TR-XX Avanzato R

Viajamos a Japón para conocer el Daihatsu Cuore TR-XX Avanzato R, un pequeño compacto deportivo que tenía solo 63 CV de potencia; sin embargo, su motor turboalimentado, su tracción integral permanente y un peso inferior al del Lotus Elise le convertían en todo un juguete. 
 

Compactos deportivos: Ford Focus RS

Ford Focus RS

El Ford Focus RS de 2002 derivaba directamente del ST170 de rallys. Cambiaron el 70% de sus partes y el resultado fue un coche con motor de cuatro cilindros turboalimentado que no se quedaba muy lejos de las especificaciones del WRC. Era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y tenía una cantidad obscena de torque-steer. 

Compactos deportivos: Renault Megane R26.R

Renault Megane R26.R

Con el Renault Megane R26.R consiguieron reducir en 23 kg el peso de un RS normal; tenía 227 CV, una jaula antivuelco, arnés de seis puntos y ventanas de plástico. Quizá es el que menos tenga de compacto deportivo, pero era un auténtico cohete... Hoy en día, el Renault Mégane RS es un digno sucesor.

Compactos deportivos: Audi A1 Quattro

Audi A1 Quattro

Con el Audi A1 Quattro de 2013 quedó demostrado que cuando se lo proponen, en Audi abandonan su habitual cordura para crear coches tan divertidos como este mini-compacto deportivo: 250 CV, tracción integral, un 0 a 100 km/h de 5,7 segundos y 244 km/h de velocidad máxima. Era caro, pero exclusivo: solo se hicieron 300 unidades. 

Compactos deportivos: Renault Clio RS 200

Renault Clio RS 200

El Renault Clio RS 200 es una de esas versiones especial del Renault Clio que nos dejan locos: ofrecía 200 CV, 240 Nm, aceleraba de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 230 km/h. No parece muy impactante, pero creednos, ¡su comportamiento lo era!

Y además

Nuestros mejores vídeos