Pasar al contenido principal

Opinión: ¿pueden los SUV deportivos sustituir a los compactos deportivos?

El mundo se ha vuelto loco. Creemos.

Lo sabemos: el Volkswagen T-Roc, recién presentado, no puede considerarse un SUV compacto deportivo. No… todavía: la marca germana se ha dado prisa para anunciar la llegada de una versión R, dedicada a las prestaciones, como comentan en Carbuzz. Y, al igual que nuestros amigos, nos preguntamos… ¿serán capaces estos crossover de sustituir a los compactos deportivos?

Coches compactos deportivos de los 80 para invertir.

Piénsalo bien: las ventas de los SUV (aquí tienes 5 por menos de 50.00 euros que son muy divertidos) aumentan cada vez más, son la panacea, ningún fabricante se arriesga a no tener uno en cada segmento. Y los acabados dinámicos, asociados a motores potentes, no son extraños. De hecho, suelen estar complementados con una suspensión firme y elementos deportivos: volante, bacquets, cuero, aluminio…

Así se une lo mejor de los dos mundos: un vehículo apreciado por su posición de conducción alta y por su comodidad satisface también las necesidades de aquellos que buscan un poco de emoción. Acuérdate del Seat Ateca Cupra, por ejemplo. Sería la base, por cierto, para este T-Roc R, que contaría con unos 300 CV, según Autocar.

Si todo esto te parece una moda reciente, bucea en tu memoria y rescata el Nissan Juke Nismo. Ajá. Posiblemente, fue el pionero. Y, aunque quizá en 2011, cuando apareció el concept, podía parecer una idea descabellada, seis años más tarde vemos que los tiros no iban tan desencaminados. Porche Macan Turbo, Audi Q3 RS… ¿te suenan? Las marcas premium siguieron la estela.

¿Qué pasará, entonces, con los compactos deportivos ‘al uso’? Los SUV son más rentables para las marcas; ¿suponen una amenaza? Creemos que sí. En cuanto se les dote de la suspensión adecuada para que su carrocería no se bambolee en exceso, el común de los conductores tendrá lo que siempre ha deseado. Por suerte, siempre quedará un pequeño reducto (quizá no tan pequeño) y los fabricantes tendrán que seguir lanzando productos que satisfagan esas necesidades. Hay esperanza…

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear