Pasar al contenido principal

¿Cinturones de seguridad con calefacción? Podría ayudar a la autonomía del coche eléctrico

cinturón de seguridad calefactado ZF

La empresa alemana ZF se encargará de dar calor a esta iniciativa

El desarrollo de los coches eléctricos en España y en Europa cursa todavía Primaria. Muchos son los pasos que ha de seguir y los años que han de pasar para que este segmento acabe graduándose como merece. Mientras tanto, las asignaturas van progresando adecuada, pero lentamente. Se buscan refuerzos y apoyos que lo sostengan.

Ese refuerzo (nunca mejor dicho) para los vehículos eléctricos llega en forma de cinturón de seguridad. Sólo que no serán los típicos que nos colocamos a diarios, no, serán calefactados. Con este particular cinto se buscará incrementar la autonomía de las baterías. Así lo atestigua la empresa que lo ha desarrollado, la alemana ZF y así lo han contado nuestros compañeros de Autobild.

A eso añádele que te van a proporcionar calor en días tan fríos como los actuales. 

Puedes pensar que el cinturón que estás viendo en la foto es igual que el de coche habitual, tanto en tamaño como en grosor, pero no. Hay un pequeño detalle que lo diferencia y es que dentro de esta sujeción hay unos hilos conductores que son capaces de calentarse a temperaturas de entre 36 y 40 grados. 

cinturón de seguridad calefactado ZF (2)

Como este aparato de seguridad está ceñido al cuerpo de los ocupantes, el calor se transmite mucho más rápido y directo, con lo que se requiere menos energía y no se desperdicia el aire que, por ejemplo, podría salir por las rejillas de ventilación.

Pero si contamos con más apoyos para nuestro cinturón calefactado, tendremos un mejor rendimiento. Así lo afirma el constructor de este artilugio, que piensa que su sujeción puede rendir mucho mejor si se combina con un asiento calefactable (el cuerpo queda envuelto en superficies que le aportan calor) y con un volante de las mismas características.

Este aparato nos vendría genial ante la ola de frío que asola España, ya que nos daría dos inputs positivos: darnos calor corporal y darle una mayor autonomía a la batería eléctrica. Además, ayudaría a los vehículos que transitan por el norte de Europa, ya que las baterías pierden efectividad con el frío, por lo que este invento ayudaría a paliar esa carencia de alcance.

La empresa alemana que ha desarrollado este cinturón asegura que el incremento de autonomía se estima sobre un 15%. Sí, ya sabemos que no es una cantidad importante, pero a lo largo del día puede ser un aporte extra que viene muy bien antes de volver a recargar la pila de tu coche.

La gran incógnita que ZF no ha desvelado es la fecha de producción de esta nuevo sostén para los coches eléctricos. Debemos tener en cuenta que este producto ya se ha fabricado, por lo que podría avanzar rápido en la búsqueda de vehículos eléctricos que cada vez van ganando terreno en los concesionarios.

Y además

Buscador de coches