Pasar al contenido principal

¿Son los coches eléctricos tan ecológicos como parecen? Expertos advierten del impacto de su fabricación

Cargador bajo la acera
Su fabricación continúa siendo un reto para el respecto hacia el medio ambiente

Los coches eléctricos han ido aumentando su presencia en las carreteras de todo el mundo en los últimos años. Es innegable que estos vehículos producen menos emisiones que los tradicionales de gasolina, pero los expertos abren otro debate respecto a su impacto en el medio ambiente. ¿Es su fabricación igual de verde? 

La presencia de vehículos eléctricos en las carreteras de España ha ido en aumento en los últimos años. En 2021 se han duplicado las ventas de vehículos eléctricos, según los datos de AEDIVE y GANVAM. Sin embargo, estos apenas suponen un 2% de las matriculaciones del total de turismos. 

Con los sectores público y privado empujando poco a poco hacia un mundo libre de emisiones de carbono y gases de efecto invernadero, el coche eléctrico va también asumiendo protagonismo. Sin embargo, el proceso de fabricación de vehículos eléctricos no está libre de emisiones nocivas aún.

Con la tecnología aún en desarrollo, se estima que el máximo potencial ecológico de los vehículos eléctricos aún tardará varios años. El principal culpable de que en el proceso de fabricación se emitan grandes cantidades carbono son las baterías recargables de iones de litio, según los expertos.

Florian Knobloch, miembro del Centro para el Medio Ambiente, la Energía y la Gestión de los Recursos Naturales de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), considera que la producción de estos "genera muchas más emisiones que la producción de automóviles de gasolina", según publicó CNBC. Para Knobloch, en función del país donde se fabrique, puede suponer "entre un 30% y un 40% más de emisiones de producción", provenientes principalmente de la producción de baterías.

Elon Musk confirma que abrirá la red de supercargadores de Tesla a otros coches eléctricos

La huella de carbono que generan a lo largo de su vida útil es menor que la que encontramos en los vehículos de gasolina o diésel. De acuerdo con investigadores de las universidades de Cambridge, Exeter (Reino Unido) y Nijmegen (Países Bajos), en el 95% de los posibles casos en todo el mundo, el vehículo eléctrico es mejor para el medio ambiente que aquellos que usan combustibles fósiles.

La dependencia del carbono en la producción de energía también es otro factor a tener en cuenta. La red eléctrica de la mayor parte del mundo depende en gran medida de la quema de combustibles fósiles. Según datos de Red Eléctrica, el 37% de la energía que se genera en España emite gases que agravan el efecto invernadero. Es decir, que los vehículos eléctricos aún estarían consumiendo electricidad producida con combustibles fósiles.

Aún así, las emisiones totales por kilómetro de los vehículos con baterías son más bajas que los automóviles de gasolina o diésel.

Sergey Paltsev, científico investigador senior en el MIT Energy Iniciative (Estados Unidos), señala que "en algunos países" la huella de carbono es incluso menor con el actual panorama del origen renovable de la energía. No obstante, Paltsev considera que no alcanzaremos los beneficios totales de los coches eléctricos en hasta que el mercado eléctrico no sea 100% renovable, algo que no sucederá antes de varias décadas.

Iberdrola, Seat y Volkswagen llegan a un acuerdo para promover el coche eléctrico en España: instalarán 150.000 puntos de carga en espacios públicos y privados

El coche eléctrico no es la solución definitiva para el medio ambiente, sino que deberá ir acompañado de un cambio social

Los expertos coinciden en que la futura consolidación del vehículo eléctrico dentro de la sociedad no será la solución definitiva para preservar el medio ambiente.

Nada más lejos de la realidad, la transición al vehículo eléctrico necesitará ir acompañada de un cambio de modelo social para tener el impacto que se pretende que tenga. Apostar por un mayor uso del transporte público y otros medios de movilidad urbana, como las bicicletas o andar. En definitiva, el objetivo es reducir drásticamente el uso del coche privado.

Volkswagen pide participar en el PERTE del vehículo eléctrico para instalar en España su tercera fábrica de baterías

Paltsev calcula que en mundo hay unos 1.200 millones de coches gasolina o diésel, una cifra que el investigador científico cree que aumentará hasta los 1.800 millones y los 2.000 millones. Por el contrario, actualmente tan solo hay 10 millones de vehículos eléctricos en el mundo. En el largo plazo, la Agencia Internacional de la Energía calcula que en 2030 habrá 145 millones de vehículos eléctricos en el mundo.

Pero, según Knobloch, "incluso aunque todo el mundo condujera vehículos eléctricos en lugar de vehículos de gasolina, seguiría habiendo muchas emisiones derivadas de los coches enchufables". Para el experto de Cambridge, los vehículos eléctricos "no son la solución milagrosa para mitigar el cambio climático. Lo ideal sería reducir también la cantidad total de vehículos e impulsar cosas como el transporte público", ya que, desde su punto de vista, "alejar a personas del uso del coche particular es igual de importante".

La historia original, en BUSINESSINSIDER.es

Etiquetas:

Motor

Buscador de coches

Y además