El SUV eléctrico VinFast VF3 triunfa a pesar de su reducido tamaño

VinFast VF3

Gustavo López Sirvent

Este vehículo ha recibido 27.649 pedidos anticipados no reembolsables e intransferibles durante las 66 horas posteriores a su lanzamiento en su país de origen, Vietnam. El hecho de que tenga un precio de 8.674 euros al cambio puede ser el motivo. Todavía se desconoce si este modelo llegará a Europa, donde la compañía Vin Fast ya tiene puntos de venta. 

Curioso, vistoso, gracioso, pequeño y barato. Así podríamos describir a este coche que llega desde Vietnam, donde está causando una auténtica revolución. Hablamos del VinFast VF 3 un SUV eléctrico low cost. El recibimiento en su país natal ha sido espectacular, a pesar de sus reducidas dimensiones y de que su autonomía no es para tirar cohetes. 

Algo ha de tener este vehículo que ya ha recibido 27.649 pedidos anticipados no reembolsables e intransferibles durante las 66 horas posteriores a su lanzamiento, lo que supone un récord nacional de reservas para un automóvil de nueva factura.

Según la información que llega desde el país asiático, las primeras entregas se van a hacer en agosto, y VinFast planea vender alrededor de 20.000 unidades durante el segundo semestre del año para cerrar 2024 con 200.000 ejemplares matriculados.

La expansión de esta compañía con sede en Hanoi promete ser global, con lo que su hoja de ruta establece que este pequeño SUV llegue a otras regiones del mundo. Lo que no se ha confirmado es si dentro de esos planes está Europa, donde esta firma ya cuenta con algunos puntos de venta.

Te preguntarás por qué ha causado tanto revuelo un coche de este calibre y la razón no es otra que su precio. Con las baterías en alquiler cuesta 240 millones de dongs (8.674 euros al cambio). Si se compra con el pack completo, sube a 322 millones de dongs (11.637 euros). Hay dos modalidades de suscripción: hasta 1.500 km al mes por 33 euros y hasta 2.500 km al mes por 73 euros.

VinFast VF3 (1)

Coche pequeño, motor y batería minúsculos

Debajo de su capó no encontraremos un gran motor, como puedes suponer, sino todo lo contrario. Su propulsor eléctrico tan sólo tiene 43 CV (32 kW). Su batería va a juego con su corazón, con lo que es de 18.64 kWh de capacidad. Así, tiene una autonomía de 210 km NEDC, que vendría a equivaler a unos 150 km bajo el ciclo europeo WLTP. Respecto a la carga, puede pasar del 10 al 70% en 36 minutos.

Cualquier epíteto relacionado con pequeño nos puede valer para describir a este vehículo vietnamita. Sus dimensiones así lo atestiguan: mide 3.19 metros de largo, 1.68 metros de ancho y 1.62 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2.075 milímetros. 

Equipa unas llantas son de 16 pulgadas, mientras que su carrocería de tres puertas ofrece un habitáculo con espacio para cuatro pasajeros con un maletero de 285 litros si se abate la segunda fila de asientos. Sus formas bien podrían recordarnos al Suzuki Jimny eléctrico, del que podría ser un duro competidor en caso de expandirse por diferentes partes del globo terráqueo.

En su interior vemos un diminuto salpicadero, no tiene instrumentación tras el volante, aunque sí que ofrece una pantalla central para controlar la mayoría de funciones del coche, que tiene una garantía de siete años o 160.000 km. Igualmente, la batería está cubierta hasta ocho años con kilometraje ilimitado. Estaremos pendientes de él y de si llega a suelo europeo.

Etiquetas: Coches nuevos, SUV