Pasar al contenido principal

Tesla entrega su primer Semi a Pepsi. Pero aún no sabemos demasiado de este camión eléctrico...

El camión eléctrico va a empezar ya a circular por las carreteras de Estados Unidos. La primera unidad fue a parar a Pepsi.

La particular manera de comunicar sus productos a Tesla no parece que les haya ido mal hasta el momento, por lo que tampoco se les puede achacar que ahora estén haciendo algo raro. El caso es que el pasado 2 de diciembre se celebró el acto de entrega del primer camión eléctrico Tesla Semi... y aún no se conocen datos clave como la potencia o la carga máxima.

El receptor de las llaves (¿o es una tarjeta o un chip intracraneal?) ha sido nada menos que la compañía americana PepsiCo, que ha hizo un pedido de 100 unidades allá por 2017. “No puedo creer que hayan pasado cinco años”, dijo Elon Musk durante el acto que puedes ver justo debajo (empieza en el minuto 26 aproximadamente). “Como poco, han pasado muchas cosas desde entonces”.

Tesla aseguraba el pasado noviembre que el Tesla Semi podía hacer "500 millas con una sola carga" (eso son 804 km), y ahora Musk lo reafirma junto a Dan Priestley, jefe del equipo de desarrollo. Y lo hicieron mostrando unas imágenes de un viaje desde Fremont a San Diego (dos ciudades en California) realizado en condiciones del "mundo real". 

“Esta no fue una simulación de pista de prueba precisa y ultralimpia, o en la que cerramos la carretera”, dijo Priestley. “Este es el mundo real, con tráfico, 500 millas verdaderas, cargados con un poco menos de 82,000 libras (unas 34 toneladas), sin tratamientos aerodinámicos especiales. El camión salió de la fábrica, lo hicimos funcionar, eso es todo”.

Configuración de motores: pocos datos más

Aunque del Tesla Semi no se sepa demasiado, sí que se podrían sacar algunas conclusiones. Es sabido que el tren motriz tiene más o menos la misma configuración de tres motores de las versiones Plaid de Model S y Model X, y una gran cantidad de tecnología que incluye bombas de calor, inversores e información y entretenimiento.

Si echas un vistazo a la ficha del Model S Plaid, verás una potencia de 1.020 CV (no hay cifras oficiales de par), lo que le permite hacer el 0 a 100 km/h en 2,1 segundos. Esto va en sintonía con una de las frases de la noche que dijo Elon Musk: "en Tesla no hacemos vehículos lentos", y que lleva a empezar a dar crédito a eso de que haría el 0 a 100 en cinco segundos...

En cuanto al esquema de propulsores, hay un solo motor en el eje delantero y un par de motores en la parte trasera que se pueden desconectar automáticamente cuando circula por autopista a velocidad mantenida y no necesita toda la potencia. 

Esto permite que el Semi avance usando ese motor delantero para permitir una mayor eficiencia. Tesla ofrece el dato de 2kWh por milla, es decir, 2 kWh por cada 1,6 km, lo que llevaría a un consumo eléctrico de 125 kWh cada 100 kilómetros.

Los tres motores funcionan con una arquitectura de 1000 voltios y tanto Musk como Priestley aseguraron que el Semi tiene tres veces la potencia de cualquier camión diésel actualmente en circulación, y esa arquitectura de 1000 V se podría utilizar en los futuros modelos de Tesla. 

En cuanto a la carga de las baterías, será de hasta 1 MW, lo que significa que conseguiría el 70 por ciento de su autonomía en media hora. 

Una de las particularidades del Semi es que lleva un solo asiento en el centro. Eso permite una "visibilidad máxima en la carretera", con el conductor flanqueado por un par de pantallas táctiles de 15 pulgadas que también funcionan como cámaras retrovisoras. 

También existe la variedad habitual de tecnología en cualquier coche eléctrico actual, incluida la carga inalámbrica de teléfonos, mientras que Priestley señaló que las capacidades de control de tracción y frenado regenerativo del Semi son superiores a los camiones diésel actuales.

Todavía no hay información sobre el precio. Hace años se habló de 150.000 dólares para la versión de 300 millas (482 km)  y 180.000 dólares para la de 500 (esos 804 km), pero es probable que haya subido considerablemente.

Robyn Denholm, la presidenta de Tesla Motors, aseguró a Reuters que este año pensaban producir 100 unidades del Semi, lo que no deja de ser llamativo teniendo en cuenta que estamos a un mes de que acabe el año. También aseguró que en 2024 llegarán a una velocidad de crucero de 50.000 camiones al año.

Sin duda una apuesta fuerte, pero ya se sabe que en la marca son muy de grandes titulares, aunque luego el tiempo vaya perfilando las cosas. Por el momento, lo que sí está claro es que, aparte de PepsiCo, hay otras empresas americanas que esperan sus pedidos de Tesla Semi para 2023: Anheuser-Busch (fabrica Budweiser, Stella Artois o Hoegaarden), Wallmart y UPS.

Etiquetas:

Camiones

Y además

Buscador de coches