Pasar al contenido principal

9 deportivos que olvidaste que existían

Alfa Romeo Montreal

Grandes, pero poco reconocidos

A lo largo de la historia se han lanzado muchos coches deportivos. Hay algunos mejores, otros peores y los hay que han acabado olvidados. Sin embargo, no todos merecen ese destino, así que aquí van 9 deportivos que olvidaste que existían.

Al fin y al cabo, hablamos de un segmento en constante evolución, con coches que marcan nuevos límites que apenas son superados segundos después. Es complicado destacar y ser recordado aquí, pero algunos merecen hacerlo de alguna forma.

Texto original de Craig Jamieson

Alfa Romeo SZ

Alfa Romeo SZ

Responde sinceramente: ¿con qué frecuencia piensas en el Alfa Romeo SZ? Sí, aparece en las listas de los coches más raros y en subastas, pero ¿cuántos lo habéis considerado como un deportivo que realmente os compraríais? Suponemos que muy pocos, ya que era muy caro cuando era nuevo, fue olvidado y luego fue de nuevo carísimo por culpa de los especuladores desalmados. 

Pero el SZ, más allá del precio, era un coche brillante. Tardaba 7 segundos en pasar de 0 a 100 km/h gracias a los 210 CV de su motor Busso V6. Además, tenía la caja de cambios en la parte trasera, un diferencial de deslizamiento limitado y una suspensión De Dion que brindaba un agarre brillante desde la trasera. Incluso tenía altura ajustable y podía generar 1,2 G en las curvas…

Spyker C8 SWB

Spyker C8

En el fondo, ¿cuál es el sentido de un deportivo? No se trata de ir rápido, ser bonito o sonar genial. En esencia, el objetivo es hacerte sentir bien, y el Spyker C8 lo consigue sólo con el hecho de estar en él. Es un coche que se siente hecho a medida para extraer tanta diversión como sea mecánicamente posible de cualquier situación.

El interior de estilo aeronáutico de los años 30 alberga el selector de transmisión manual más atractivo del mundo. Además, su motor central V8 de 4,2 litros es de Audi, pero fue mejorado para dar unos 400 CV. Sí, el C8 probablemente perderá frente a cualquier superdeportivo serio en términos de tiempo por vuelta, pero hará que cada segundo al volante sea un tiempo bien empleado.

TVR Tuscan

TVR Tuscan

Seguro que estás pensando: “Claro. Ya era hora de que Top Gear, siendo británico, se disculpara por un deportivo de fibra de vidrio proveniente de un lugar frío y húmedo en el que la gente habla con acentos impenetrables”. Pero no hay nada de lo que disculparse con TVR. Aquí no verás control de tracción, ABS o sensatez. Simplemente, son coches incontrolados.

Hay muchos TVR, pero lo que importa es el motor de 6 cilindros en línea Speed Six, una bestia atmosférica de 4 litros con 400 CV. Sí, estos coches se rompían, ya que construir un motor de tal rendimiento desde cero como marca independiente es difícil. Pero, tal es el atractivo y el potencial del Speed Six, que ha surgido una industria artesanal para solucionar todos los errores.

Lucra LC470

Lucra LC470

¿Recuerdas a Lucra? Este fabricante californiano está en el negocio de combinar coches pequeños y ligeros con grandes motores, como un AC Cobra moderno. Y, como el Cobra, es difícil argumentar que el LC470 no es un deportivo condenadamente atractivo, especialmente de perfil.

Pesa unos 900 kg y tiene un motor central delantero. Es un LS V8 con unos 500 CV, aunque hay opciones con 700 y 800 CV para quien quiera ir al límite. Aun así, con ‘lo básico’ el Lucra pasa de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos. También tiene suspensión y frenos de competición para más seguridad, pero no esperes ayudas electrónicas. En esencia, este es un TVR bronceado.

Light Car Company Rocket

Light Car Company Rocket

Llevando las virtudes del aligeramiento a su conclusión lógica está el Light Car Company Rocket. Tras él se sitúa nada más y nada menos que Gordon Murray y es un coche curioso. Para empezar, los pasajeros se sientan uno detrás de otro, ya que puede viajar un acompañante junto al conductor. Es como una moto, también si hablamos de su motor.

Monta un propulsor Yamaha de 1000cc de la FZR1000, que rinde unos 145 CV. Esto, en un coche que no pesa casi nada. Menos de 400 kg, para ser exactos, por lo que la relación peso-potencia rivaliza con la de un superdeportivo. Además, tiene la apariencia de un Fórmula 1 de la década de 1950 y puede consumir menos de 7 litros cada 100 km. ¿Qué más quieres?

Maserati Shamal

Maserati Shamal

El Maserati Biturbo era una basura. Entonces, ¿cómo explicamos tener aquí al Shamal, que se basó en la misma base? Hay varias razones. Número uno: el Shamal lleva el nombre de una brisa y todos los mejores coches Maserati de carretera llevan el nombre de un viento (Bora, Khamsin, Ghibli, etc.) ¿No te convence la razón? Sigamos.

Número dos: aunque usó la base del Biturbo, el Shamal tenía un motor nuevo y bueno: un V8 biturbo con 325 CV. De hecho, era tan bueno que lo usaron en el 3200GT. Y número tres: para cuando apareció el Shamal, Maserati sabía que tenían que mejorar su reputación y Fiat había comprado la mitad de la compañía, por lo que tenían dinero para hacer bien las cosas… 

Alfa Romeo Montreal

Alfa Romeo Montreal

Sí, otro Alfa Romeo. Pero ¿cómo vamos a elegir entre el SZ y el Montreal, usa chasis de la Serie 105 y el motor del 33 Stradale? Sí, ese motor V8 de 2 litros con unos 230 CV. Aunque en el Montreal se modificó y acabó siendo un 2,6 litros con unos 200 CV. Con más cilindrada y distintos perfiles de levas, también ganó par motor, lo que fue muy útil.

Y sí, el Montreal se asienta sobre el mismo chasis que el Giulia GT, el 1750 GTV y el 1300 Junior. Y el Duetto Spider. Y el GTA. Y el GTAm. Realmente, el chasis 105 fue una gallina de los huevos de oro. Combínalo con el V8 de carreras de Alfa, una caja ZF de cinco velocidades y un diferencial de deslizamiento limitado y tendrás un bingo de coches deportivos.

BMW Z1

historia altas prestaciones superdeportivos lujo clasico vintage

¿Sabéis cuál era la queja sobre el Z1 cuando era nuevo? Era lento y necesitaba más potencia. No estoy seguro de si alguien se lo dijo a esos estimados escritores automovilísticos de antaño, pero es como mirar a una supermodelo y quejarse de que no lo haría bien en una competición de comer perritos calientes. Repitamos esto juntos: los descapotables no necesitan ser rápidos. 

El Z1 debutó con unos aceptables 170 CV, pero fue ridiculizado por tener poca potencia para su configuración de suspensión. Aunque tenía una carrocería de acero con un suelo de plástico para mayor rigidez, puertas que desaparecían, poca resistencia al aire, una brillante suspensión trasera y un gran manejo, fue criticado por no ser tan rápido como una llamarada solar promedio.

Lancia Montecarlo

Lancia Montecarlo

Sí, estamos poniendo un Lancia de finales de los 70 aquí. El Montecarlo no estuvo exento de problemas: al principio, sus frenos fallaban y Lancia dejó de venderlo durante dos años hasta que lo solucionaron. Fue incluso peor en EE.UU., donde se vendió como Scorpion. Allí, las leyes de entonces obligaron a subir su suspensión, colocarle grandes paragolpes y limitar su potencia a solo 80 CV.

Aquí rendía más de 120 CV, pero bajo el capó también cabe el motor del Delta Integrale-que es básicamente el mismo motor- y el Busso V6 de Alfa, que se queda en algo menos de 250 CV. Con esto, neumáticos modernos y algunos ajustes, el resultado puede ser el de un buen deportivo con motor central bien equilibrado. Dejamos ahí la idea…

Etiquetas:

Motor Listas

Y además

Buscador de coches