Pasar al contenido principal

La historia del BMW M1 más raro del mundo

Historias que tocan la fibra

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
El BMW M1 más raro de la historia

Estamos seguros que lo primero que te ha venido a la cabeza al verlo ha sido "el BMW M1 más raro del mundo" y no te equivocas porque la vida de esta pieza violácea que quedó perdida en los misterios del tiempo escondía una fascinante historia de intentos de récord de velocidad fallida, excesos de los 80, negligencias... así que, empecemos. 

La historia del BMW M1,el deportivo que Lamborghini debió fabricar

Nos remontamos a 1980, cuando este BMW chasis número 4301150, que originalmente era azul, fue a manos de su primer dueño, un berlinés que poco después se deshizo de él poniéndolo en el garaje de un tal Herald Ertl, si tienes una edad y te gusta la Formula 1 puede que recuerdes a un periodísta británico con un importante bigote, ése era Ertl. Además de las carreras, era aficionado a la alta velocidad y los coches híbridos, aunque no lo creas, empezaban a tener relevancia en el mercado, tanto que el bueno de Herald pensó que su BMW M1 sería un vehículo ideal para intentar el récord de velocidad de híbridos y modificó su motor M88 para poder propulsarlo con GLP.

En una estrategia de marketing apoyada por BP, el equipo de ingenieros contratados adaptaron el motor que pasó de producir 280 CV a 410 gracias, también, a la instalación de dos turbocompresores KKK, creyendo que así podrían lograr ser el coche a GLP más rápido del momento... o eso creían ellos.

Y, para asegurarse una mayor eficacia, introdujeron elementos en la carrocería para mejorar la aerodinámica del coche, el frontal se inclinó hacia abajo, los retrovisores fueron reducidos y también inclinados y una cubierta del motor donde se anclaba un pesado alerón trasero para el que era necesario la fuerza de, literalmente, tres hombres, para levantarlo.

Con un morro apuntando al suelo y un trasero pesado, casi todo estaba listo. Para rematar la preparación no se les ocurrió nada mejor que añadirle un buen equipo de sonido con altavoces en cualquier rincón posible, fantástico.

Para llorar: BMW M1 con 7.392 km abandonado en un garaje 34 años

El 17 de octubre de 1981 Herald se puso tras el volante, arrancó el motor, pisó a fondo el acelerador y ¡batió el récord de velocidad! 301,27 km/h; casi 20 km/h más que la anterior marca.

Pero desde ese momento de gloria, el BMW M1 comienza su descenso hacia el abismo.

De la gloria al infierno

Tres años después de la proeza, un distribuidor de Alpina en Alemania se lo vendió a Piet Oldenhof hasta Holanda. Allí, el coche ya lucía dos capas de pintura aerografiada en azul y plata, todo con mucha clase y buen gusto. Además le quitaron algunos de los apéndices aerodinámicos que montaba lo que llevó a la reinstalación de un nuevo bloque M88 en el año 1988.

Un año después, el M1 fue puesto a la venta en una subasta de coches en París a una agencia de inversiones japonesas donde se le perdió la pista hasta que, en 1993, reapareció en un concesionario de Ilford, Reino Unido, sin que nadie supiera dónde o qué había sido de él. Poco después, su propietario falleció trágicamente.

Desde entonces había quedado como una reliquia familiar. Abandonado a su suerte, de ahí que reaparezca en el estado que ves en las fotos. Sin embargo, recientemente, los especialistas en BMW Munich Legends lo llevaron hasta su taller para estudiar si su restauración era posible. Y nos dijeron que, aunque no está nada bien, con tiempo y una buena inversión se podría recuperar. 

Así que, ya sabes, si quieres seguir el BMW M1 más raro del mundo, ya sabes donde puedes encontrarlo, e incluso, pasar a formar parte de su historia.

 

 Texto y fotografías: Rowan Horncastle

Lecturas recomendadas