Pasar al contenido principal

Los BMW Serie 8 clásicos que nunca llegaron

¿Las echabas en falta?

Imagen de perfil de Luis Guisado
BMW Serie 8 Coupé 2018 vs BMW 850 CSi 1989

El nuevo BMW Serie 8 ha llegado pisando fuerte. Fuerte y bien, a juzgar por lo que vamos sabiendo del nuevo gran turismo de BMW. Además, seguramente llegarán multitud de versiones que se adaptarán a los compradores de medio mundo. Aquí tienes más info sobre los nuevos Serie 8 que van a llegar: cabrio, Gran Coupé y M8. Sin embargo, esto no siempre fue así.

El BMW Serie 8 E31 apareció en 1990, aunque se había presentado en el Salón de Frankfurt un año antes. En principio se lanzó una sola versión, el 850i, con una barbaridad de V12 de 300 CV bajo su largo capó. Un año más tarde se unió a la fiesta el 840i, que era algo más pequeño: su V8 rendía 285 CV. Luego, entre 1993 y 1996 se lanzó el BMW 850 CSi con una evolución del V12 del 50i y 385 CV. Nada más.

Los Serie 8 que no llegaron

Sin embargo, durante los años en los que el BMW Serie 8 E31 estuvo en producción, el equipo de desarrollo trabajó en varios modelos con los que completar la gama:

BMW 830i

Para el lanzamiento del modelo de acceso, el equipo de dirección de BMW tuvo que escoger entre dos propulsores: el V8 que formó parte del 840Ci y el bloque denominado M60B30, un seis cilindros en línea de tres litros que ya utilizaban modelos como el 530i o el 730i. 

Echa un vistazo al configurador del BMW Serie 8

En total se fabricaron 18 prototipos equipados con el M60, de los que 13 tenían acoplada una caja automática. Tras su descarte, todos los modelos fueron destruidos salvo uno, que se encuentra en el Museo de BMW en Múnich.

BMW 850i Cabrio

Un modelo que apuntaba claramente al mercado de Estados Unidos. El desarrollo del E31 contemplaba desde el principio el lanzamiento de una versión descapotable, aunque algunos estudios económicos desaconsejaron su fabricación y lanzamiento. El Museo de de BMW en Múnich alberga uno de los pocos prototipos fabricados.

BMW M8

Ahora ya sabemos que va a haber un nuevo BMW M8, pero hasta hace nada era el santo grial de los aficionados a los coupés de altas prestaciones. En 1991 ya estaba preparado un prototipo secreto que utilizaba una variante del motor V12: el S70/2. Con 550 CV, un engrase por cárter seco, distribución variable y un nivel de prestaciones fuera de lo común, hubo que diseñar un chasis específico que pudiera con tanta potencia. Al final, el proyecto desarrollado por M Motorsport y M Technik fue descartado por costoso y permaneció en secreto durante años.

El S70/2 no cayó en saco roto: cuando se descartó el proyecto, el V12 pasó al vano motor del McLaren F1.

Lecturas recomendadas