Brabus ataca a los cuatro cilindros del Mercedes Clase C: ¡casi como un AMG!

El Mercedes Clase C es una excelente base para motores gordos y potentes, de eso no hay duda. La parte mala es que vivimos en una época complicada para este tipo de propulsores, pero también hay un lado luminoso: los cuatro cilindros están viviendo un esplendor que los lleva a límites insospechados.

Y Brabus lo sabe, aunque últimamente han estado ocupados con las llamativas preparaciones de 900 CV. Ahora han anunciado que existe la posibilidad de acercar tu "humilde" C300 W/S206 con pack AMG Line (diésel: D30 o gasolina: B30) al potencial del AMG C43, ya sea con las versiones 4Matic o de propulsión. 

Brabus B30 Estate (S206)

Así las cosas, el preparador alemán ha desarrollado una nueva ECU para ambos sistemas de propulsión: el B30 pasa de 258 CV a 300 CV/450 Nm y el D30 aumenta de 265 CV a 310 CV con nada menos que 600 Nm.

Según Brabus, el B30 hace el 0 a 100 en 5,8 segundos y el D30 en 5,6 segundos. Sin embargo, vale la pena recordar que el C43 (el bebé AMG) tiene 408 CV extraídos también de un cuatro cilindros de dos litros y acelera en 4,6 segundos...

A cambio de gastarte casi lo mismo que en un Mercedes salido de AMG, Brabus añade algunos detalles aerodinámicos, incluido un pequeño alerón trasero y un spoiler en el paragolpes delantero.

Más detalles estéticos: aparecen luces de día de led en las tomas de aire delanteras que se iluminan cuando te acercas, además de nuevas salidas de escape que en realidad se unen al equipo de serie. 

Como siempre, en el interior se abre un buen abanico de posibilidades que solo tu cartera será capaz de detener, aunque si optas por las opciones de la preparación aparece el cuero, pedales de aluminio o incluso las alfombrillas propias del preparador.

Precios de los componentes de los Brabus B30/D30

Spoiler delantero666 euros

En cuanto a la dinámica, vale la pena mencionar que también hay diferentes ruedas con tamaños entre 18 y 20 pulgadas, aunque en el familiar solo se pueden acoplar las de 19. También cuenta con una suspensión específica con muelles calibrados para esas llantas que rebaja la altura con respecto al modelo de serie entre 20 y 30 mm.

Sin duda, si ya te has hecho con un C300 y te arrepientes de no haber dado el salto al Mercedes- AMG C43, quizá esta sea una buena oportunidad de acercarte a las prestaciones del modelo superior...