Pasar al contenido principal

Viejas glorias: Citroën Saxo VTS

Pequeño pero matón

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Viejas glorias: Citroen Saxo VTS

Con mecánicas gasolina de 1.1, 1.4 y 1.6 litros y una única de gasóleo, la del 1.5D, en 1996 llegó al mercado el Citroën Saxo, un pequeño utilitario de 3 ó 5 puertas, con un maletero de 280 litros y cuyas dimensiones (3720 mm de largo, 1.600 de ancho y 1.3700 de alto) facilitaban la vida de sus usuarios y que se ofrecía con versiones deportivas en carrocería de tres puertas: el Citroën Saxo VTR y VTS. Hermanado con el Peugeot 106 y sucesor del Citroën AX, este coche nuevo suponía la alternativa al Renault Clio.

Citroën Saxo VTR y VTS ¿qué significa las siglas?

Hay dudas sobre el significado de VTR y VTS pero es muy sencillo: es la traducción de las siglas "voiture de tourisme racing" y  "voiture de tourisme sport", o lo que es lo mismo: vehículo turismo racing o sport. También hubo una VTL para el motor 1.6 90 CV con acabados intermedios entre las versiones más básicas y las deportivas.

¿Te gusta la historia de los iconos franceses? Aquí tienes la del Citroën 2CV

Para el Citroën Saxo VTR, el motor era un 1.6 de 8V y 90 CV, mientras que el Citroën Saxo VTS utilizaba el también 1.6 pero 16 'soupapes' de 120 CV, hubo una producción inicial del 16V que compartía centralita con los coches que eran derivados a la Copa Saxo, un trofeo monomarca donde parrillas llenas de pequeños ratones se lanzaban como locos a devorar las curvas de los circuitos. Esta centralita era fabricada por Magneti Mareli y que, dicen los rumores, que con una preparación bastante sencilla podía ofrecer hasta142 CV.

El chasis y la carrocería eran los mismos que el resto de gama pero las molduras laterales y los paragolpes eran propios (pasaba a ser 2 cm más largo y más ancho) y quedaba un 1 cm más cerca del suelo. Las llantas Speedline modelo Toulouse en 14" eran de serie solo para el 16V y opcionales en los demás.

Independientemente, el potencial del Citroën Saxo VTR y VTR lo tiene en su relación peso-potencia, ya que, el VTR pesaba 895 kg y el VTS 910.

En el año 2000, la normativa anticontaminación provocó una revisión de la electrónica de los coches y esto afectó al VTR de 8V, que pasó a comercializarse con el nombre de VTS, que tuvo que adaptar su mecánica, incorporando dos sondas lambda, colectores y catalizador nuevo, que, junto con una nueva centralita marcaba en banco de potencia 98 CV por los 90 del anterior. El VTL dejó de comercializarse y, en su lugar, apareció el VTS 1.4 de 75 CV.

Además, llegó el restyling (aunque en 1998, toda la gama Saxo cambió la calandra delantera dándole un toque menos cuadriculado) y cambió el frontal por completo: ópticas al estilo de gotas de agua y un capó que integraba la calandra, igualmente, la zaga adquirió unos pilotos más claros que los del fase I. Para conmemorar esta transformación, Citroën ofrecía una edición especial en gris bitono sin coste adicional llamada Citroën Saxo VTS "New Morning".

Viejas glorias: Citroen Saxo VTS

El punto fuerte del Citroën Saxo VTS

El precio del Citroën Saxo 16V en 1996 era de 12.000 euros y del 8V 10.000, lo cual lo ponía como un deportivo de potencia moderada, bajo y peso y mucha diversión por un precio muy asequible, amén de que el mantenimiento era fácil y barato de hacer (de hecho, siendo un poco mañoso lo puede hacer uno mismo).

Y el coche feo de la semana es... ¡El Citröen Xsara Picasso!

El único punto crítico del coche recién salido de fábrica era la suspensión poco deportiva que provocaba un efecto 'barco' nada agradable en trazados sinuosos por lo que es un coche que, con un juego de amortiguadores y muelles deportivos, ganaba exponencialmente.

Los motores del VTS se diferencian, básicamente, en el régimen de rendimiento y en la velocidad máxima. El 8V es un coche que va muy bien en bajas, desde las 2.500 a las 4.500 vueltas, tiene muy buena patada, mientras que el 16V empieza a dar lo mejor de sí mismo cuando supera las 4.000 y se roza el corte de inyección pasadas las 7.000 (algunos cortan a 7.200), la velocidad máxima homologada del Citroën Saxo VTS 16V es de 205 km/h y 190 para el 8V. El consumo del 8V es de una media de 7 litros a los 100 mientras que el 16V sube por encima de los 8.

Esto le hace ser muy efectivo en tramos revirados de montaña, por eso y por su facilidad a la hora de prepararlo y mantenerlo, ha sido elegido por muchos como coche de carreras, sobre todo de rally, reemplazando, en algunos casos, al Ax GTi o al Peugeot 205 GTi.

El fin del Citroën Saxo VTS

En 2003, la llegada del C2 supuso la despedida de este coche.

El abuelo del Saxo VTS 'Viejas glorias: Citroën Visa GTi'

El mercado de segunda mano para el Citroën Saxo VTS lo relegó los primeros años a una difícil situación quedando como opción de jóvenes e inexpertos conductores que provocaron la caída en picado del número de ejemplares, su precio de segunda mano: los 16V podrían encontrarse por algo más de 6.000€ y los 8V por menos de 5.000.

Desde hace unos años, la cantidad de Saxo VTS que queda es limitada, convirtiéndose en un coche mucho menos visto que hace una década. Las unidades que se ven, son coches, en su mayoría modificados tanto dinámica como mecánicamente, muchos han sido piezas muy bien cuidadas por lo que merece la pena pagar un poco más por un coche que esté en buenas condiciones y que rondará unos 3.000 ó 4.000 euros para el 16V que uno por poco más de 1.500 y que podría ser perfectamente carne de desguace.

Tienes los modelos actuales de Citroen en nuestra sección de fichas.

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.

Y además