Pasar al contenido principal

Ford Capri: el popular coupé que no llegó a nuestros días

Ford Capri
De los Ford más populares.

Aunque no es uno de los Ford favoritos por los coleccionistas, el Ford Capri es un coche singular, muy popular y, pese a que esto sea subjetivo, realmente bonito. Quería ser algo así como el Mustang europeo, y éxito tuvo, eso es algo innegable. Han pasado más de 50 años desde que fuera creado, un modelo que perfectamente pudo perdurar en el tiempo pero que por diferentes motivos no llegó a nuestros días.

No te pierdas: Opinión: ¿es el Ford Capri MkI un clásico en el que invertir?

Su primer acto oficial lo hacía en el Salón de Bruselas de 1969. El departamento de publicidad de la marca creó un eslogan que aún recordamos, “el coche que siempre te prometiste a ti mismo”. Sin duda caló entre los compradores, pues entre 1969 y 1986 se vendieron casi dos millones de Ford Capri. Las cifras eran de locos si tenemos en cuenta su configuración, la de un coupé clásico.

Sus claves pasaban por contar con un precio muy competitivo en el mercado, una estética atractiva y motores fiables. Sus mecánicas no solían dar problemas, pero si lo daban eran sencillas de reparar. A pesar de ser un nombre ideal, el de Capri, no fue la primera opción. La marca quería bautizarlo con el apellido Colt, pero dado que la marca japonesa Mitsubishi lo tenía registrado tuvieron que colocarle el de Capri.

Tuvo hasta tres generaciones, encontrando en las primeras versiones uno de los motores más conocidos en su vida comercial. El motor V4 no era el que regalaba mejores prestaciones, pero contaba con un gran sonido, tenía un funcionamiento suave y apenas dejaba vibraciones molestas, teniendo en cuenta la época. Además, no era un motor pesado, consiguiendo que las versiones que lo montaban fueran realmente dinámicas.

Ford Capri

El Ford Capri finalizó con tres generaciones, aunque la que presentó en 1978 era más que una nueva generación una actualización del Capri Mk2. Con este nuevo Capri los motores V4 desaparecían para montar el potente V6 de 2.8 litros de cilindrada con inyección electrónica y 160 CV muy elásticos. Pese a haber sido uno de los coupé más populares de la época, el auge de los GTI lastimó seriamente este segmento, que finalmente acabó con los coupé de precio asequible. Entre 1978 y 1986 apenas se vendieron doscientas mil unidades de Ford Capri cuando en los primeros 5 años del modelo se vendieron 1,2 millones.

Buscador de coches

Etiquetas:

coches clásicos Motor

Y además