Pasar al contenido principal

Opinión: ¿es el Hyundai i30 N un rival serio para el Seat León Cupra?

Los coreanos vuelven a sorprender al mundo con un deportivo muy serio.

La dura pugna de los compactos deportivos

¿Hasta cuándo la gente va a seguir menospreciando a Hyundai? Creo que a estas alturas de mundo, ya han hecho suficientes muestras de seriedad como para seguir considerándolos como una marca ‘low-cost’ de segunda. Hoy, el grupo Hyundai-Kia se encuentra en plena estrategia de expansión en busca de mejorar su imagen. Para ello, está lanzando coches absolutamente espectaculares, como el Kia Stinger o el Hyundai i30 N, los dos apostando por la deportividad y la imagen. ¿Puede el Hyundai i30 N ser un rival del Seat León Cupra?

El Hyundai i30 N se ha puesto en forma en Nürburgring y los coreanos no han querido andarse con medias tintas, no quieren gustar a todos, han decidido poner el foco en la deportividad más auténtica, sacrificando elementos de confort y apostando por la dureza y las sensaciones. El sonido, el tacto del motor, el tarado de la suspensión, todo está pensado para ser eficaz y emocionante a sus mandos: aquí puedes leer la prueba del Hyundai i30 N.

 

 

Esto hace que las diferencias con el Seat León Cupra sean abismales, posiblemente sean antagónicos. Los compactos deportivos son uno de los segmentos más interesantes del mercado y estos dos coches se colocan, por concepto, en cada extremo. No obstante, dicen que los extremos se atraen y, en este caso, hay muchos elementos que tienen en común que pueden hacer que se consideren rivales directos. Vamos a analizar por qué y si el Hyundai i30 N es un rival serio del Seat León Cupra.

En mi prueba del Seat León Cupra ya lo dejé muy claro: el Seat más potente y eficaz es un coche redondo. Es un compacto deportivo para todos y para cualquier momento, muy versátil y eficaz en cualquier circunstancia. Es todo lo contrario del Hyundai: cómodo, refinado, perfectamente utilizable en el día a día pero muy rápido y preciso cuando llegan las curvas. El Seat es más potente, más rápido y más eficiente en cuanto a consumos. También creo que puede ser más rápido en una carretera revirada y todo eso siendo más discreto y más utilizable en el día a día. Además, prácticamente no hay diferencia en cuanto a precio, especialmente en la versión Performance de 275 CV del modelo coreano.

 

 

¿Qué tiene el Hyundai i30 N para ser un rival digno del Seat León Cupra? Pues creo que tiene una cosa muy buena: es honesto y no se anda con medias tintas. Me explico: es un deportivo y eso queda patente desde el primer momento. Si al equipamiento de serie, incluimos accesorios racing como unos backets de competición y otras chucherías racing, podemos conseguir prácticamente un coche de carreras con matrícula en tamaño compacto. No será bueno para ir todos los días a trabajar o para viajes largos, pero te hará sentir especial, algo que al León le cuesta mas, al ser, en muchas ocasiones, demasiado parecido a versiones diésel de 150 CV.

Creo que el Seat León Cupra es un coche más completo, ¿creo? No tengo ninguna duda. Ahora bien, para aquellos que busquen un compacto deportivo de verdad, con una estética racing y un comportamiento radical, el Hyundai i30 N puede ser muy interesante. No tengo ninguna duda que podrá robar ventas al Seat, especialmente en mercados como el británico donde la experiencia de conducción suele ser un factor de compra clave, las sensaciones más allá de la propia efectividad. Veremos cómo evoluciona esta batalla, yo de momento me sigo quedando con el Cupra. Miento, tras la prueba del Seat León Cupra R, me quedo con este.

Lecturas recomendadas