Pasar al contenido principal

Lamborghini ha necesitado 25.000 horas para recrear el primer Countach LP500 de 1971

Surgió de una petición especial

Que el Lamborghini Countach podría entrar como poco en el Top 5 de los mejores deportivos de todos los tiempos es algo de lo que pocos tendrán duda.

Tampoco creo que haya demasiados inconvenientes en admitir que si alguien dice que es el mejor Lamborghini de todos los tiempos, aquí no pasa nada. Y por eso en la marca han querido aprovechar el tirón de este modelo para lanzar el Lamborghini Countach 2021.

Pero el modelo protagonista aquí no es tan nuevo. O, bueno, puede que sí, que sea igual de nuevo que la versión de 2021, pero con el ADN y el sabor de hace cinco décadas.

En 1971 la marca italiana presentó un "idea car" en el Salón de Ginebra: el Countach LP 500 que estaba pensado para sustituir al Miura, el coche que muchos dicen que inventó el concepto de superdeportivo actual, y el germen de lo que acabó siendo el Countach LP 400.

Era una época en la que no había casi ni televisión en color, pero las fotos del nuevo deportivo de Lamborghini se hicieron virales: todas las publicaciones de la época publicaron imágenes del Countach LP 500.

Tres años después, una vez culminado el proceso de su desarrollo, esa unidad amarilla fue sometida a un crash test y despareció para dar paso a la versión de producción, el Lamborghini Countach LP 400.

Hasta aquí las malas noticias. Lo bueno es que en 2017 Lamborghini Polo Storico recibió una petición peculiar de un gran coleccionista de la marca: "¿habría alguna posibilidad de resucitar al Lamborghini LP 500?"

La dificultad estaba en que se trata de un modelo que solo se conoce por las publicaciones de la época, pero la propuesta fue aceptada y el resultado se podrá ver en el próximo Concurso de Elegancia de Villa d'Este.

En Polo Storico (que ya han devuelto a la vida modelos de todo tipo como el primer Lamborghini deportivo de la historia, el 350 GT) pasaron los primeros meses buscando todo lo que hubiera disponible del concept. La recolección de documentos fue "crucial", según Giuliano Cassataro, el jefe de servicio de Polo Storico. "Hubo mucha atención a los detalles", desde fotos a documentos.

Por supuesto, no pudieron pasar por alto los recuerdos de los involucrados en el proyecto y también contaron con la ayuda de la Fundación Pirelli, ya que fue esta marca de neumáticos quien produjo los primeros neumáticos.

El trabajo no fue fácil, ya que para traer a la vida el Lamborghini Countach LP 500 hubo que hacer una plataforma distinta al chasis tubular del LP 400. También se escogió con cuidado la manera de fabricarlo para respetar los métodos de producción de la época tanto en el interior como en la carrocería.

Curiosamente, en esta zona se llevó a cabo una de las investigaciones más complejas para identificar el color exacto del modelo. Al final, los archivos arrojaron luz acerca de la composición exacta del amarillo utilizado, que se denominó "Giallo Fly Speciale".

De toda la restauración, probablemente lo más interesante sea precisamente la aparición en la fiesta de Pirelli, que ayudó a reconstruir los Cinturato CN12 que se le pusieron al Countach en Ginebra aquel 1971 (245/60 delante y 265/60 detrás), aunque con tecnología del siglo XXI para mayor seguridad.

Y además

Buscador de coches