Pasar al contenido principal

Lamborghini Huracán Sterrato: un toro off-road para mancharse de barro

La versión todoterreno del Lamborghini Huracán EVO llegará a producción.

Lamborghini está dispuesta a expandir sus horizontes con una modificación poco convencional: el Lamborghini Huracán Sterrato. Este bólido basado en el Huracán Evo fue presentado en 2019, y está concebido para ser off-road, manteniendo las características de su hermano sobre asfalto con multitud de añadidos.

La noticia de que Lamborghini está ultimando las pruebas del prototipo parece augurar una próxima llegada al mercado, aunque aún no se sabe si como un one-off, una edición limitada o como una versión del Huracán.

Prueba del Lamborghini Huracán Sterrato: ¡Adiós superdeportivos aburridos!

El motor seguirá siendo el V10 atmosférico de 5,2 litros del Lamborghini Huracán Evo, que genera 640 CV y 600 Nm de par máximo. Para asegurar una experiencia todoterreno óptima, el sistema LDVI (Lamborghini Dinamica Veicolo Integrata)controlará las nuevas suspensiones, el sistema de tracción integral o la dirección de todas las ruedas.

“El Huracán Sterrato demuestra el compromiso de Lamborghini de afrontar el futuro: un superdeportivo con capacidades todoterreno, el Sterrato, demuestra la versatilidad del Huracán y abre la puerta a otro punto de referencia sobre la conducción y el rendimiento”, declaró el Jefe Técnico de Lamborghini, Maurizio Reggiani.

Modificaciones en el exterior e interior para potenciar la experiencia off-road

En lo relativo al exterior del nuevo Lamborghini Huracán Sterrato, se ha incrementado el ancho de vías delantero y trasero en 30mm y se han montado ruedas de 20" con un mayor perfil. Estos nuevos neumáticos son más resistentes y están reforzados para aguantar sobre cualquier terreno y potencias  la aceleración y frenada.

El fondo plano del coche también ha recibido una serie de refuerzos, incluyendo una placa trasera que hace las veces de difusor. Estos elementos de aluminio abarcan parachoques frontal, fondo plano, faldones laterales y parte de la zona trasera.

La carrocería se ha modificado para proteger de piedras y tierra las tomas de aire del coche, añadiendo componentes extra en fibra de carbono y aluminio. En el frontal, una barra de luces LED que ofrecerán una mayor potencia lumínica.

En el interior se han montado nuevas molduras y una jaula antivuelco de titanio con asientos deportivos tipo baquet de carbono junto a arneses de 4 puntos.

No es la primera vez que Lamborghini se embarca en un proyecto así, porque ya en la década de los setenta exploraron este tipo de superdeportivos con el Lamborghini Jarama y el Lamborghini Uraco, que incluso llegaron a competir en rally de mano del piloto de pruebas de Lamborghini de aquel entonces, Bob Wallace.

Y además

Buscador de coches