Pasar al contenido principal

¿Qué nos enseña el Lamborghini Terzo Millennio sobre el futuro de la marca?

Podría esconder muchos secretos interesantes.

Lamborghini Terzo Millenio

Es cierto que el Lamborghini Terzo Millennio no es más que un ejercicio de estilo y una especie de ejemplo de lo que puede ser el futuro de Lamborghini. Sí, hace unos días ya te conté que los Lamborghini híbridos serán una realidad muy pronto, incluso llegando a los superdeportivos más importantes de esta marca, es decir, el futuro Lamborghini Aventador y el sustituto del Lamborghini Huracán. ¿Nos quieren decir algo con el Lamborghini Terzo Millennio? ¿Podemos sacar algo en claro de este espectacular deportivo?

Una de las cosas más interesantes que monta el Lamborghini Terzo Millennio es el uso de supercondensadores en lugar de baterías tradicionales para almacenar la energía que necesita el motor eléctrico. Este sistema tiene muchas ventajas: su velocidad de carga es mucho más rápida, proporciona mayores corrientes de carga, tiene más durabilidad y, lo más importante, pesan menos. No hay duda que el mayor reto que Lamborghini tiene por delante es insertar la electricidad en sus coches nuevos sin aumentar notablemente el peso y, por ende, destrozar buena parte del placer de conducción.

 

 

En el caso del Lamborghini Terzo Millennio, la propulsión se genera únicamente con motores eléctricos, uno en cada rueda. Este sistema tiene numerosas ventajas: se puede conseguir un sistema de tracción integral inteligente con envío de par automático según las circunstancias. Es decir: en caso de viajar relajadamente, solamente pueden funcionar los motores de las ruedas traseras, mejorando la eficiencia. Cuando se quiere la mayor precisión en circuito, cada rueda se activa o desactiva según las necesidades de tracción. Además, con este tipo de motores se consigue rebajar el centro de gravedad y se mejora la distribución de pesos.

El Lamborghini 100% eléctrico todavía parece lejos, al menos como un modelo más en su gama. Lo que está más cerca es la posibilidad de que Lamborghini pueda lanzar un superdepertivo radical en edición limitada con propulsión únicamente eléctrica, un sustituto de coches como el Lamborghini Veneno o el Lamborghini Centenario. Pero eso creo que todavía queda bastante lejos, por lo que vamos a analizar qué puede aportar el Lamborghini Terzo Millennio en la futura gama híbrida de Lamborghini.

 

 

El uso de una tecnología de baterías más avanzada podría ser la clave para salvar el mayor problema que encontramos aquí: el peso. No obstante, el Lamborghini Terzo Millennio también muestra otras soluciones para ahorrar peso, como un habitáculo y un chasis fabricado en un monocasco de materiales compuestos tremendamente ligeros y resistentes. Está claro que si Lamborghini quiere meter uno o más motores eléctricos y pesadas baterías, tiene que reducir el peso por algún otro lado y el Terzo Millennio puede ser la base para la producción de nuevos materiales más ligeros para usarlos en su estructura.

El Lamborghini Terzo Millennio también incorpora tecnología autónoma aunque parece claro que, al menos de momento, no habrá un Lamborghini que pueda conducir solo. Al fin y al cabo, quién se gasta más de medio millón de euros en un Lamborghini es para gozar al volante y no para que una máquina conduzca por ti. Creo que el Lamborghini Terzo Millennio puede ser muy importante en la historia de Lamborghini y la colaboración con el MIT (Massachussets Institute of Technology) puede ser muy provechosa para conseguir baterías más duraderas, con una carga más rápida y más ligeras, así como nuevos materiales compuestos para reducir el peso al máximo y compensar el extra de peso del motor eléctrico. ¡Un prototipo más que interesante!

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear