Pasar al contenido principal

Mercedes Clase S Coupé by Prior Design: adiós elegancia, hola agresividad

Alerón, kit de ensanche, suspensión al suelo: no, no es un Seat León FR amarillo.

El Mercedes Clase S Coupé by Prior Design no será plato de buen gusto para los clásicos amantes de Mercedes, no, seguro. ¿Por qué? Un Mercedes Clase S Coupé destaca por su elegancia, por su lujo extremo. Las versiones AMG ponen mucha potencia bajo el capó, también un toque racing, mientras que otros preparadores, como Brabus, siguen esa misma fórmula pero todavía más bestia: más potencia y más espectacularidad.

No te lo pierdas: Este es el Mercedes-AMG GT S preparado por Mansory

Pero siempre se respeta una premisa: es un coche de lujo donde la elegancia no está en juego, sí, aunque lleve mucha fibra de carbono y más potencia que un Lamborghini Aventador S. Prior Design no ha respetado esa premisa, creando un Mercedes Clase S Coupé by Prior Design que pega una patada en el culo a la elegancia y se centra en la agresividad, en un aspecto creado para intimidar, a lo bestia: por eso no gustará a los amantes clásicos de Mercedes.

Pero sí que lo hará a aquellos que busquen llamar la atención. El kit de ensanche es una auténtica locura, ensanchando los pasos de rueda hasta niveles de un coche del DTM: 12 centímetros delante, 20 detrás. Pero los cambios van más allá: el frontal se inspira en el de AMG, con mucha fibra de carbono, mientras que detrás sorprende el nuevo difusor trasero más grande y el alerón trasero. Un alerón en un Mercedes Clase S. Lo dicho, no es para todos.

 

 

También sorprenden otros detalles como las branquias justo detrás del eje trasero o las gigantescas llantas de 22 pulgadas, que en opción pueden alcanzar las 23 pulgadas: ¡ande o no ande, caballo grande! El interior también podrá ser personalizado a medida, así que no te extrañe si algún día ves un Mercedes Clase S Coupé by Prior Design con el interior amarillo o rosa. ¡Ya hemos visto un Mercedes Clase G con el interior azul! Así que a estas alturas poco o nada nos sorprende.

Bajo el capó sin cambios, al menos de momento: no han especificado la potencia pero seguro que si se quiere, algún caballo extra se podrá rascar. Sin duda, una preparación que supone todo la antítesis del Mercedes Clase S Coupé G-Power, que ofrece potencia brutal y discreción. Es lo bueno de tener mucho dinero, que uno u otro siempre te dará lo que quieras.

Lecturas recomendadas