Brabus GLE 850: ¡más, más, siempre más!

Brabus aprieta las tuercas del Mercedes GLE 63 AMG para ofrecer uno de los SUV más rápidos del planeta. ¡Qué bicho!

El Brabus GLE 850 se acaba de presentar y desde el minuto cero ya es uno de los SUV más rápidos del planeta. No hay duda: tiene casi la misma potencia que varios hyperdeportivos y sin duda podría ser una opción genial para llegar al colegio o al supermercado con mucho estilo y suficiente potencia como para arrastrarlos.

No te lo pierdas: Prueba del Mercedes GLE 63 AMG: la envidia de todos los padres

Y es que Brabus lo ha vuelto a hacer, aunque no nos sorprende. De hecho, casi echábamos de menos una versión Brabus sobre el Mercedes GLE 63 AMG, la variante más deportiva del SUV clásico de la marca. El resultado es lo que se espera: una estética algo más picante, pero sin destruir la esencia del coche, y un auténtico regimiento de caballería bajo el capó. Vamos por partes.

Estéticamente los cambios afectan principalmente al paragolpes delantero, de nuevo diseño y con elementos en fibra de carbono, nuevas llantas forjadas de 23 pulgadas, un difusor trasero con nuevos escapes deportivos y los clásicos emblemas del preparador de Bottrop. Eso es todo amigos.

No obstante, bajo el capó los cambios son significativos. Brabus ofrece dos niveles de potencia: el primero se basa en el Mercedes GLE 63 S AMG y alcanza los 700 CV y 960 Nm de par. Una auténtica burrada que sería más que suficiente para cualquiera. Con esta mejora, el SUV de mercedes alcanza los 300 km/h, una velocidad increíble teniendo en cuenta las 2,4 toneladas del coche.

Pero si mucho todavía no es suficiente para ti, puedes optar por el paquete más extremo de la firma: el Brabus 850 6.0 Biturbo. Con él, las tuercas del V8 se aprietan al máximo y se consiguen cifras de potencia que rozan lo absurdo: 850 CV y una punta de par de 1.450 Nm. ¡Qué barbaridad! Gracias a semejante torrente de potencia y par, el Brabus GLE 850 es capaz de acelerar de cero a cien en 3,8 segundos, mientras que la velocidad máxima se limita a 320 km/h. Sí, has oído bien, SE LI-MI-TA.

Por lo tanto, está claro que con la modificación de Brabus esta bestia se coloca en la cúspide de los SUV más rápidos del mundo y sin duda, aunque no tenga la imagen brutal de un Brabus G63 AMG, sí girará cabezas a su paso. ¡Tremendo!

Lecturas recomendadas