¡Mis ojos! Brabus tiñe de azul el interior de un G 4x4^2

¿Qué puede necesitar un gigantesco Mercedes Clase G 4x4 al cuadrado? Desde luego, un interior completamente tapizado en cuero azul brillante, NO.

Para gustos colores. ¡Y una leche! El Brabus G 500 4x4^2 que nos acaban de presentar es un atentado al buen gusto…¡o una oda a las combinaciones de colores indigeribles en coches nuevos! Se trata del último proyecto de Brabus sobre, cómo no, uno de sus coches predilectos: el Mercedes Clase G. En esta ocasión se basan en la versión más exagerada en términos de tamaño, salvando por supuesto al exclusivo Mercedes G 63 AMG 6x6. En este caso la multiplicación se queda en 24, pero seguro que es más que suficiente. SE-GU-RO.

Otro más para elegir: Brabus G 63 AMG, un misil amarillo pollo

Brabus ha modificado algunos elementos estéticos de este Mercedes Clase G 4x4^2, siguiendo la estética utilizada en otras modificaciones de Brabus sobre el todo terreno más auténtico del mercado. Esto significa nuevas tiras de Led en los paragolpes del Mercedes Clase G, los faros oscurecidos, nuevas aplicaciones de fibra de carbono o un alerón ‘sin-sentido’ en la parte trasera.

Es decir, poca cosa. Donde sí mejora notablemente es bajo el capó, donde Brabus siempre da lo mejor de sí: el motor V8 biturbo de cuatro litros aumenta su potencia desde los 422 CV de serie hasta los 500 CV, una cifra mucho más bonita, sin duda.

Gracias a este tremendo abuso de potencia, este monumental todo terreno consigue acelerar de cero a cien en 6,9 segundos, una cifra similar a la de un ‘hoy hatch’ como el Fiesta ST. La velocidad máxima, gracias a dios, se ha limitado a 210 km/h.

Brabus es especialista en crear coches únicos y no me cabe duda que este ejemplar del Mercedes Clase G lo es. El interior tapizado en azul está completamente customizado al gusto del cliente, salta a la vista, ¿no? Hay que reconocer, no obstante, la sensación de lujo asiático que ofrece echar un vistazo al interior, con ese cuero de la máxima calidad posible y unas costuras hechas a mano que te dejan con la boca abierta. La fibra de carbono, cómo no, también se une a la fiesta.

En definitiva: si tienes más de 300.000 euros muertos de risa y quieres un coche para sentirte superior al resto y tirar abajo unos pocos edificios cuando estés de bajón, este Brabus G 500 4x4^2 es tu coche. No hay más que decir. 


 

 

Lecturas recomendadas