Pasar al contenido principal

Opinión: ¿Ferrari 812 o McLaren 720S? ¿Cuál es mejor?

Como tengo los dos en el garaje, puedo opinar con conocimiento de causa. No.

¡Y entonces me caí de la cama! Tener cualquier coche como estas dos bestias es un sueño para cualquiera: el Ferrari 812 Superfast y el McLaren 720S son dos de los superdeportivos del año. Los dos fueron protagonistas entre los superdeportivos del Salón de Ginebra 2017, donde se mostraron por primera vez al público. Es cierto que son deportivos diferentes por planteamiento, el McLaren es un superdeportivo de libro, un pura sangre pensado para ser el más rápido tanto en circuito como en una carretera de montaña. 

El Ferrari 812 Superfast, en cambio, es un auténtico Gran Turismo de altísimas prestaciones, pensado para ser bueno en una carretera de curvas (incluso el Ferrari GTC4Lusso es bueno en eso, serán los genes) pero también para ser un coche relajado, un deportivo para viajar cientos y cientos de kilómetros sin sufrir lo más mínimo: cómodo, refinado, con un cierto punto de lujo y elegancia. Pero ya sabes que esto no es una comparativa, no voy a probar los coches y me quiero centrar en lo que ofrecen, desde un punto de vista más objetivo.

 

 

Son deportivos de altos vuelos y por eso creo que es importante empezar por las prestaciones: son casi gemelos en este apartado. El Ferrari 812 Superfast alcanza los 100 km/h desde parado en 2,9 segundos, el primer Ferrari de producción masiva que consigue bajar de los tres segundos. El McLaren acelera de cero a cien en 2,9 segundos, exactamente la misma cifra. ¿Y de velocidad máxima? Aquí la cosa sigue muy parecida: el Ferrari alcanza los 340 km/h mientras que el británico consigue llevarse este apartado con 1 km/h extra, hasta los 341 km/h. ¡Qué fino hay que hilar!

Ahora bien, la manera de arrojar ese torrente de potencia es muy diferente. El Ferrari 812 Superfast monta bajo el motor un enorme y espectacular V12 atmosférico de 6,5 litros capaz de generar 800 CV a 8.500 vueltas y un par de 718 Nm a 7.000 revoluciones. Un motor que arriba ofrece lo mejor de sí pero que es capaz de otorgar hasta el 80% de par en bajas. Lo malo de este motor respecto al del McLaren es la diferencia de consumo: el Ferrari homologa una media de 14,9 litros cada 100 km, mientras que las emisiones se disparan haya los 340 gramos de CO2 por kilómetro. Parece claro que este motor será el último gran propulsor atmosférico de la marca, aunque queda por ver si la siguiente generación, que deberá apostar por la eficiencia, opta por la sobrealimentación o por el apoyo de la electricidad, como ya ocurre con el Ferrari LaFerrari: yo me decanto por esta segunda opción.

 

 

El motor del McLaren 720S es mucho más eficiente, marcando un consumo medio un 40% inferior: consume 10,7 litros de media y varios son los motivos para conseguir esa cifra. El principal es un motor mucho más pequeño: el 720S se conforma con un V8 de cuatro litros y doble turbo que genera 720 CV a 7.500 vueltas y un brutal par de 770 Nm desde las 5.500 revoluciones. Sin duda parece a priori una mecánica mucho más fuerte en bajas, con una patada inicial más bestia gracias a la acción del turbo: este factor junto a los 210 kg menos de peso hacen que las prestaciones estén a la par pese a la menor potencia.

Y es que el peso parece fundamental para entender las diferencias entre uno y otro, también en el apartado del consumo. El comportamiento dinámico también es más ágil y directo en el McLaren, que busca siempre la máxima efectividad dinámica mientras que el Ferrari busca un mayor equilibrio entre prestaciones y confort. Ambos modelos envían toda esa potencia a las ruedas traseras mediante una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades. 

Parece claro que en este caso las cualidades prácticas no siempre son claves a la hora de comprar un coche así, pero siempre está bien tener información en este aspecto. Por supuesto, ambos modelos son biplaza, aunque el Ferrari tiene algo más de espacio en el habitáculo para dejar algo de equipaje: en Maranello incluso te pueden hacer un juego de maletines para colocar en la bandeja tras los asientos, un detalle que mola y mucho. El McLaren es un biplaza mucho más radical y espartano en el interior y tras los asientos lo único que encontrarás es el motor.

No obstante, el McLaren 720S cuenta con una capacidad de maletero muy sorprendente: 210 litros en el maletero delantero y 150 litros más en un pequeño hueco en la parte trasera: recuerda que el motor se encuentra en posición central, justo tras los asientos. Esta cifra es infinitamente mejor que los 112 litros por ejemplo que ofrecen otros coches con motor central como el Audi R8 o los 125 litros de un Porsche 911. ¡350 litros en total en un superdeportivo de este tipo me parece digno de aplauso!

El Ferrari, al contar con un maletero más tradicional en la parte trasera, ofrece un maletero que sigue en la línea de ofrecer un aspecto algo más práctico que la mayoría de superdeportivos, especialmente aquellos más radicales como el Lamborghini Aventador S. La capacidad del maletero puede alcanzar los 500 litros de capacidad en total, aunque imagino que esa capacidad será una suma de todos los huecos, incluyendo el que encontramos tras los asientos. Sin embargo, parece claro que en la parte trasera te pueden caber las maletas necesarias para un viaje de más de un fin de semana: si pagas, Ferrari te ofrecerá un set de maletas que encajarán a la perfección en el maletero del Ferrari 812 Superfast.

Cuando Chris Harris probó el Ferrari 812 Superfast quedó muy gratamente sorprendido por el avance que supone en el apartado del refinamiento y el confort. El mundo parece que cada día demanda coches más versátiles, capaces de ser bueno en cualquier condición. Ferrari creo que ha hecho un buen trabajo a la hora de crear un Gran Turismo utilizable para un público muy amplio, dejando el Ferrari 488 GTB para quienes quieran algo más hardcore (y un rival más directo del McLaren 720S). En cambio el McLaren es un deportivo de raza, para dejar blanco a cualquier amigo que quiera darse una vuelta en él. ¿Cuál es mejor? Creo que depende de tus necesidades: creo que el Ferrari es un producto más redondo y el V12 atmosférico rugiendo bajo tus espaldas siempre le da un punto romántico de algo que está a punto de desaparecer.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear